Especial coronavirus

Los seis liberados van a aislamiento obligatorio

- 06 de julio de 2020 - 00:00
Tras la liberación, los rehenes fueron sometidos a pruebas rápidas de covid-19 y trasladados a un cuartel policial.
Foto: Ministerio de Gobierno

Policías, militares y autoridades retenidos el jueves en la Amazonia se harán pruebas de covid-19. Indígenas de Kumay exigían el cadáver de su líder.

Luego de ser liberados la noche del sábado 4 de julio de 2020, a los dos policías, dos militares y dos civiles que fueron retenidos la tarde del jueves 2 por habitantes de la comunidad de Kumay, en la provincia de Pastaza, se les sometió a pruebas rápidas de covid-19 y entraron a aislamiento obligatorio por 14 días.

Aquello es como parte de un protocolo sanitario que tendrán que seguir, para determinar si están o no contagiados de coronavirus. “Ustedes comprenderán que allá, en la comunidad, no se han mantenido los protocolos en cuanto al distanciamiento social. Allá se han hecho reuniones sociales de las comunidades con más de 600 personas sin lo mínimo de prevención, que es colocarse las mascarillas y han bebido chicha”, dijo el comandante general de la Policía, Patricio Carrillo.

Añadió que en cinco días también se les realizará las pruebas PCR y se cumplirá con el protocolo sanitario respectivo.

Respeto a los derechos

Para el máximo representante de la Policía Nacional, esta retención o secuestro temporal de personas nos obliga a repensar en lo que significa la democracia ecuatoriana. “Nosotros vivimos en un Estado de derecho y tenemos que aprender a respetar la libertad y los derechos de todos”, dijo.

Sobre la posibilidad de iniciar acciones legales contra los responsables del hecho, Carrillo dejó en manos de la administración de justicia. “La tipificación está en la norma y eso le corresponde a la autoridad competente. Nosotros tenemos que impulsar las acciones en protección de nuestro personal”.

De su lado, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, a través de su cuenta en Twitter, enfatizó que los policías no pueden ser considerados moneda de intercambio. “Ni en esta ni en ninguna circunstancia. El secuestro es un delito”.

La liberación

Los indígenas de Kumay dejaron en libertad la noche del sábado 4 de julio de 2020 a los dos policías, dos servidores militares, la teniente política de la parroquia Simón Bolívar y un civil, quienes fueron interceptados el jueves 3 cuando desempeñaban labores de control en esta zona de la Amazonía.

La liberación se cumplió una vez que las autoridades policiales atendieron el pedido de los indígenas de que se les entregue el cadáver de Alberto Mashutak, líder de la comunidad, que fue sepultado bajo un protocolo para los fallecidos por covid-19.

Tras negociaciones entre las partes, mientras el cadáver era exhumado bajo todas las medidas de bioseguridad, en el cementerio de Mera, y luego entregado a miembros de la comunidad, en Kumay eran liberados los retenidos. Ellos afirmaron que se encuentran bien y han sido tratados de manera pacífica desde la tarde del jueves que fueron interceptados por los indígenas.

El secuestro es penado hasta con siete años

En secuestro es un delito de acción pública, que debe ser investigado por la Fiscalía. Se encuentra tipificado y sancionado en el Código Orgánico Integral Penal (COIP), en sus artículos 161, 162 y 163.

En el caso de los seis retenidos podría aplicar al artículo 161. Este precisa: “La persona que prive de la libertad, retenga, oculte, arrebate o traslade a lugar distinto a una o más personas, en contra de su voluntad, será sancionada con pena privativa de libertad de cinco a siete años”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP