En 2013 se registraron 809 denuncias, de enero a junio de este año sumaron 2.043

La Dinased tiene 393 indagaciones abiertas por desapariciones (Galería)

En 2013 se registraron 809 denuncias, de enero a junio de este año sumaron 2.043
31 de julio de 2014 00:00

Desde enero hasta junio de este año se denunciaron 2.043 desapariciones en el país, de las cuales 1.650 ya fueron resueltas por la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased).

Uno de los casos que se originó en 2002, pero obtuvo resultados este año, es el de Narcisa del Pilar Arias Quinto, cuyos restos (se espera confirmación de ADN) fueron localizados el pasado miércoles bajo la casa situada en el cantón Milagro, provincia de Guayas, donde vivió uno de los principales sospechosos.

Los trabajos de la Dinased, por este hecho, arrancaron en enero. Los investigadores desarrollaron  procedimientos y protocolos de búsqueda, con la Fiscalía General del Estado, hasta identificar y localizar a los presuntos responsables y hallar las partes del cuerpo.

El coronel Carlos Alulema, jefe de la unidad, explicó que de los 600 agentes disponibles 160 se dedican a indagar qué sucedió con las personas cuyo paradero es desconocido, actualmente trabajan en la ubicación de 393.

En lo que va del año a cada investigador le asignaron 13 casos y en promedio obtuvieron resultados positivos en 11 de estos, que equivale al 81% de efectividad, según estadísticas emitidas por el Ministerio del Interior.
Situación de las víctimas

Un reporte de la Dinased muestra detalladamente que este año localizaron vivas a 1.597 personas, es decir, el 97% de los desaparecidos, solo el 3% fue hallado sin vida.

Sobre los principales motivos de la ausencia el informe expone que el 57,7% de los individuos se fue por problemas de violencia intrafamiliar y el 26,2% por conflictos relacionados con drogas y licor.

Entre los índices mínimos constan que el 1,4% se alejó de su hogar por dificultades académicas o maltrato sicológico y el 1,1 por causas ajenas a su voluntad.

No obstante, a pesar de que las cifras son alentadoras, Lidia Rueda, secretaria de la Asociación de Familiares de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec), lamenta que muchos de los expedientes por ausencias involuntarias no estén resueltos.

Rueda citó un caso, el de Álex Sisalema Ontaneda, de 29 años, quien se perdió el 12 de enero de este año.
Carlos Sisalema, padre de Álex, relató que su hijo salió en un auto recién adquirido para transportar a unos familiares en Quito el domingo 12 de enero a las 18:30, pero no regresó. El padre de Álex estuvo 16 años en España y había regresado al país el 3 de enero.

Rueda acotó que las primeras investigaciones, por rastreo satelital, demostraron que el vehículo estaba en Santo Domingo de los Tsáchilas. El auto era un Chevrolet Aveo Family de color plata de este año.  

En el portal de la Fiscalía se detalla que Álex es alto y de contextura delgada, vestía pantalón y zapatos color verde, camiseta blanca con rayas y chaqueta color café.

Álex laboraba como ayudante en el aeropuerto Mariscal Sucre de Quito, tiene 3 hijos menores y vivía con su esposa en el sector Pisulí, en el norte de la ciudad, informaron sus parientes. “Esperemos que esos casos de desapariciones involuntarias se resuelvan con la misma celeridad que los otros, hay personas de las que no se sabe nada hace muchos años”, dijo Rueda.

Contenido externo patrocinado