Óscar y Katty, dos meses secuestrados

- 11 de junio de 2018 - 00:00
Elvia Villacís Gómez, hermana de Óscar, mantiene un altar con la foto de su hermano, en el pequeño cuarto que alquila en el sector La Lorena de Santo Domingo de los Tsáchilas. Ambos cumplieron años el pasado viernes 8 de junio.
Fotos: Karly Torres / EL TELÉGRAFO

Las hermanas de la pareja afirman que en Colombia lograron tener la atención que querían. Ahora reviven sus esperanzas de encontrar a ambos con vida.

Las noticias sobre el paradero y las vidas de Katty Velasco Pinargote y Óscar Villacís Gómez, siguen siendo nulas, tras cumplir 61 días que están en poder del grupo narcoguerrillero “Óliver Sinisterra”, liderado por Wálter Arízala Vernaza, alias “Guacho”.

La pareja de enamorados fue secuestrada por gente de Guacho, la noche del miércoles 11 de abril en la población de Puerto Rico, territorio colombiano, frente a San Lorenzo, cruzando el río Mataje, provincia de Esmeraldas.

Sin embargo, no fue sino hasta el lunes 16 de abril cuando, las autoridades del Ministerio del Interior de ese entonces, dieron a conocer oficialmente el hecho, mediante la exposición de un video que la noche anterior había enviado Arízala por la red social WhatsApp, al número que tenía de enlace con la Policía ecuatoriana.

“En ese video, los narcotraficantes solicitan por intermedio de los secuestrados que se cumplan sus exigencias... queremos advertir que son imágenes duras que comprometen y atentan contra la vida de dos seres humanos que desconocemos su paradero”, expresó César Navas, en ese momento titular de la Cartera del Interior, ahora llamada Ministerio de Gobierno y Policía.

En la grabación de 58 segundos, Óscar pide al presidente Lenín Moreno que cumpla con las exigencias de los secuestradores para que no les suceda lo mismo que al equipo de Diario El Comercio, integrado por el periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra. Ellos fueron plagiados el 26 de marzo en Mataje y asesinados los primeros días de abril.

Así comenzó la angustia para las familias de Óscar y Katty, quienes han buscado ayuda por todos lados para lograr sus liberaciones. Según Elvia Villacís, hermana de Óscar, siete veces ha viajado a Quito, junto con Ana Velasco, hermana de Katty, buscando respuestas de las autoridades gubernamentales, pero no las han conseguido.

Recién este último lunes 4 de junio ambas mujeres lograron la atención que querían cuando viajaron a Colombia a pedir ayuda, bajo el acompañamiento de la Embajada ecuatoriana. El mismo día del arribo a Bogotá se reunieron con los integrantes de la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes) y otros líderes de Organizaciones No Gubernamentales que defienden los Derechos Humanos en el país vecino del norte.

El martes brindaron una entrevista a agencias de noticias nacionales y extranjeras y tomaron contacto con la Alta Consejera para los Derechos Humanos de la Presidencia, Paula Gaviria. Al final del día se reunieron con la Dirección Antisecuestros y Antiextorsión de la Policía colombiana.

El miércoles continuaron con las entrevistas y fueron recibidas por el Defensor del Pueblo de Colombia y misiones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Conferencia Episcopal y la Procuraduría de Colombia.

Toda esa atención que no tuvieron por parte de autoridades del más alto rango de Ecuador, según Elvia y Ana, les da esperanzas de recuperar a sus familiares con vida, pese al mal sueño que tuvo Elvia con Óscar. “Se me aparecía y me decía que ya no lo busque porque él ya estaba muerto. Me desperté asustada porque lo quise alcanzar en el sueño y no pude”.

Una de los familiares de Katty Velasco observa sus fotos, mientras expresa su deseo de que vuelva pronto sana y salva, junto con Óscar. Foto: Karly Torres/et

Pero Elvia y Ana dicen que insistirán y que no pararán hasta ser recibidas por el Presidente de la República o el ministro de Gobierno, Mauro Toscanini.

“En Colombia nos dijeron que esos señores (los secuestradores) usan a Óscar y Katty como escudos para que el Ejército no se les acerquen”,  dijo Villacís, quien mantiene un altar con la foto de su hermano, en el pequeño cuarto que alquila en el sector La Lorena de Santo Domingo de los Tsáchilas.

“Mi hermano, hace cinco años, se fue a vivir a Orellana y trabajó con un tío en acabados de interiores de casas y pintura. Ahí tuvo un hijo y se separó de la mamá de la criatura. Después regresó a Santo Domingo y siguió trabajando en el mismo oficio”, recordó.

Reconoce que Óscar era enamoradizo. Ese comportamiento hizo que tuviera otro hijo y que terminara esa relación muy pronto, para luego unirse a Katty, un mes antes del plagio. Sobre el viaje que derivó en el secuestro, Elvia aseguró que le advirtió a su hermano del peligro al que se exponía. “Para mí se fue a pasear porque me prestó una mochila. Conozco que él vendió una moto, pero no sé si fue a cobrar la venta”.

Considera absurdo pensar que Óscar y su mujer sean agentes policiales infiltrados, según lo que afirma “Guacho” en los chats que mantuvo con policías ecuatorianos. “Ellos son ciudadanos comunes… Si una vez tuvo un problema en el Oriente (provincia de Orellana), eso fue algo de pareja”. Se refiere a la detención de su consanguíneo por amenazar con un arma a la hermana de su exmujer.

En la calle Los Incas, Adelaida Pinargote, madre de Katty, debe ocultarle la verdad a la hija de esta, Valentina, de cinco años. “Mi nieta se levanta y se acuesta preguntando por su mamá. Debo decirle  que está trabajando en otro país para traer dinero”, sostiene, la mujer de 42 años que para sortear los problemas económicos de la familia vende tripas y carne asada de res en un pequeño fogón.

Mary Verduga Cedeño, La gobernadora de Santo Domingo de los Tsáchilas, contó que para paliar la situación de ambas familias les brindan atención de salud, especialmente psicológica.

Datos

→ Derechos Humanos. En Bogotá las hermanas de Óscar y Katty se reunieron con miembros de la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes) y  otros líderes de Organizaciones No Gubernamentales que defienden los Derechos Humanos.

→ 12 de abril fue la fecha en que fue secuestrada la pareja, según informaciones oficiales.

→ Otras entidades. También hablaron con la Policía Antisecuestros, el Defensor del Pueblo, misiones de la ONU y demás entidades. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: