Especial coronavirus

Jueces usan tecnología para tratar 3.401 casos

- 04 de mayo de 2020 - 00:00
Foto: Cortesía Consejo de la Judicatura

En Guayas se impartió justicia en 344 causas a través de videoaudiencias domiciliarias. Judiciales reanudarán sus actividades de forma semipresencial.

Por la amenaza de la pandemia covid-19, se establecieron las audiencias telemáticas o domiciliarias para los casos de flagrancia en materia penal, violencia contra la mujer, adolescentes infractores y tránsito.

Según el Consejo de la Judicatura desde el 17 de marzo hasta el 26 de abril se efectuaron 3.401 procesos de flagrancia en el país bajo la modalidad de videoconferencia.

A este tipo de diligencias judiciales se suma la audiencia que se desarrolló el 29 de abril, en Ibarra, provincia de Imbabura, en contra de Jonathan V, por el delito de robo a una fábrica de fibra de vidrio.

En esta audiencia telemática, para la cual se utilizó diferentes salas, por la emergencia sanitaria y para salvaguardar la salud de las partes procesales, el imputado se acogió al procedimiento abreviado (aceptar la culpa).

Luego de que la fiscal Jéssica Andrade presentó los cargos y las evidencias del robo, el juez sentenció al procesado a 20 meses (un año y ocho meses) de privación de la libertad.

Dificultades en audiencias telemáticas

Pero no todo es fácil en este tipo de audiencias, sobre todo cuando son de juzgamiento, porque la tecnología no ayuda mucho a los abogados que litigan a favor de sus clientes.

Una de esas experiencias la recuerda el abogado Fabricio Mena, quien recientemente utilizó dispositivos electrónicos de la Unidad Judicial de Iñaquito, provincia de Pichincha, para enlazarse con una audiencia en Lago Agrio, provincia de Sucumbíos.

Mena solicitó intervenir desde Quito en la audiencia de Lago Agrio. Su cliente está recluido en la regional de Latacunga.

“No es lo mismo litigar de forma presencial que a través de un medio telemático”, considera Mena. Y por sus vivencias lo explica, Primero, porque el tiempo no es el mismo, siempre llega la comunicación con unos segundos de retraso.

Segundo, en las audiencias de formulación de cargos y en las de evaluación y preparatoria de juicio no es tan diferenciada la situación de acudir en persona o asistir a la diligencia judicial de forma telemática.

Sin embargo, en la audiencia de juzgamiento sí es necesario estar presente, “porque uno trabaja sobre la base de objeciones del interrogatorio contra interrogatorio que hagan las partes procesales”.

La objeción tiene que ser inmediata, porque si no el testigo contesta y “no queda en nada la observación del abogado”, sostiene Mena.

También la dificultad radica en que el defendido está en una sala y se conecta a la audiencia a través de videoconferencia, mientras su abogado asiste de forma presencial o por vía telemática desde otro sitio.

“La audiencia de juzgamiento es la más importante dentro del proceso y sí es difícil ponerse en contacto con el cliente y hacer una buena estrategia de defensa”, asegura el jurista.

En Guayas, hecho inédito

Las audiencias telemáticas no durarán mucho tiempo y los abogados, como Mena podrán asistir con sus defendidos a las audiencias de juicio o juzgamiento presencialmente. El anuncio lo hizo la presidenta del Consejo de la Judicatura (CJ), María del Carmen Maldonado durante una entrevista en el portal La Hora.com.ec de Tungurahua.

Se reanudarán las actividades en la Función Judicial de a poco. “Empezaremos con la fase semipresencial”, dijo, Pero antes se reunirá con el Pleno del CJ para definir los mecanismos laborales. Del proceso tecnológico destacó las audiencias domiciliarias que se desarrollan en Guayas y lo calificó como un hecho inédito.

En Guayas, bajo esta modalidad de impartir justicia, se han efectuado 344 videoaudiencias, en las que han participado mediante dispositivos electrónicos jueces, fiscales y defensores públicos desde sus domicilios. Esta medida está vigente y tiene como fin evitar más contagios de covid-19 aseguró la funcionaria. Lo que sigue suspendido son los plazos y términos procesales.

Expedientes digitales de presos

Solo el 30 de abril salieron 27 personas privadas de la libertad de los centros de rehabilitación social de Portoviejo, Ibarra, Jipijapa, Azogues y Esmeraldas. Ahora con el expediente digital, las peticiones de beneficios de los presos seguirán un flujograma a través de medios telemáticos.

Según la presidenta del Consejo de la Judicatura, María del Carmen Maldonado, al término del flujograma, el expediente llegará al juez, quien emitirá su resolución y la boleta de excarcelación será enviada a través de correos electrónicos institucionales hasta la defensa del privado de libertad, dijo.

Los jueces de Garantías Penitenciarias de las provincias de Guayas, Pichincha, Los Ríos, El Oro, Manabí y Azuay atienden estos expedientes y tienen la facultad de decidir si el detenido pasa a otro régimen, semiabierto o abierto. Ellos resolverán estos trámites sin necesidad de convocar a audiencia. Sin embargo, si lo consideran necesario, lo harán por videoaudiencias. (I

Medios Públicos EP