Incendio alarma a los comerciantes de un sector de la Bahía

05 de abril de 2011 - 00:00

Momentos de pánico vivieron ayer los comerciantes  del sector de la Bahía, que presenciaron el incendio registrado en  el almacén Estuardo Sánchez, ubicado   en  Pedro Carbo entre Olmedo y Colón.

Eran aproximadamente las 11:20  cuando el ambiente comercial en la zona  fue  interrumpido  producto de  la alerta de fuego. “La gente comenzó a correr y a cerrar las puertas de los locales cuando vio que  salía  chispas del cableado eléctrico”, comentó Édgar González, guardia de seguridad del local afectado con el siniestro.

Dijo que tras la alarma, algunos de los comerciantes ayudaron a controlar las llamas con pequeños  extintores, mientras se esperaba la llagada de los bomberos.

No obstante, los fuertes estallidos  eléctricos que se propagaban en el interior del establecimiento impidieron  que se acerquen. “Tuvimos que  buscar  el cajetín de los medidores que distribuye la luz a los otros locales para evitar  más cortocircuitos, ya que la empresa eléctrica no llegada”, acotó.

Esto lo corroboró Fernando Vargas, cliente que se encontraba en el local al momentos de las descargas eléctricas,   quien reveló que no pudieron disipar el fuego debido a la fuerza con que se escuchaban las detonaciones. “Esto fue demasiado alarmante... Tratamos con los empleado de aquí bajar el breque, pero ya no se alcanzó”, señaló.

Agentes de la Policía Nacional tuvieron que acordonar el área debido a que las  descargas eléctricas eran cada vez más frecuentes, lo que ponía en riesgo a los transeúntes que se encontraban por los alrededores. “Estamos apoyando en el control de la zona para evitar cualquier anomalía. Incluso se está verificando que no haya intentos de saqueos en los locales”, enfatizó el agente policial Jaime Jara.

Cecilio Arévalo, comerciante de la zona, indicó que no había ocurrido algo similar en los  años que lleva trabajando en el lugar.    “Muchos tuvimos que salir corriendo porque no se sabía en qué momento una chispa te caía en la cabeza o si las descargas iban a llegar hasta nuestros locales”, sentenció.

Otro comerciante, Claudio Castro, dijo que muchos clientes del local  Estuardo Sánchez se asustaron al momento del incendio y salieron sin la mercadería.

A las 11:42, la mayoría de los locales comerciales asentados en la zona se encontraban cerrados y los miembros del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil ya habían tomado procedimiento en el interior del almacén. “Al ingresar tuvimos que refrescar las paredes del local afectado. Las llamas causaron solo daños materiales: parte de una percha y algunos objetos de plástico”, enfatizó el mayor Jorge Montenegro,  miembro de la casaca  roja, quien confirmó que el incendio se registró producto de un cortocircuito.

Medidor sin funcionar

El  jefe de la Tercera Brigada de la institución, capitán Fidel López, explicó que el cortocircuito  no se produjo   desde el medidor, ya que no estaba funcionando al momento del percance. “Era una conexión que iba directo de la cometida al interior del almacén”, acotó. Dijo que  personal de la empresa eléctrica tuvo que suspender el suministro de energía eléctrica para poder intervenir en el área afectada.

A las 12:20,  los elementos de la casaca roja comenzaron a retirarse debido a que habían controlado las llamas que solo afectaron un lado  del almacén.

Por su parte, los agentes del orden se quedaron  en la zona para verificar que la actividad comercial se retome con total normalidad.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: