Un herido y un fallecido en persecución policial en Guayaquil

- 10 de enero de 2020 - 19:48
En la escena además del cuerpo del presunto asaltante, quedaron la maleta con los teléfonos sustraídos, un arma, e indicios desperdigados.
Foto: Cortesía

Dos adolescentes, que supuestamente se dedicaban a robar en Guayaquil, fueron baleados en una persecución policial. Uno de ellos murió y otro, hasta la noche de este viernes 10 de enero de 2020, estaba hospitalizado.

En la escena, además de la moto en la que se movilizaban los menores, quedaron: el arma con la que presuntamente amenazaban a víctimas, indicios balísticos dispersos y una mochila con 18 celulares que habrían sido sustraídos.

Ramiro Ortega, comandante de la Zona 8 de Policía, (Guayaquil, Durán y Samborondón), indicó que este viernes 10 de enero, 10 personas (dueños de los celulares) acudieron a denunciar los asaltos en la Fiscalía.

Uno de ellos fue Roberto (nombre protegido) a quien cuatro hombres en dos motos le robaron, a las 06:00, en la avenida Francisco de Orellana y José María Egas.

Él alertó al ECU-911 del robo y precisó el lugar donde se hallaban los asaltantes, rastreando su celular. Además reconoció la moto en la que iban los antisociales, la ropa que vestían y la mochila.

Ortega indicó que un agente que estaba cerca de la zona persiguió a los sospechosos en acto flagrante y fue intimidado con arma. “Para precautelar la seguridad, él los enfrentó. Hizo uso progresivo de la fuerza”.

El oficial respaldó la labor del agente y aseguró que este “actuó en cumplimiento de su misión constitucional. Él no debe ir a prisión porque neutralizó un robo a mano armada, detuvo a un sospechoso y recuperó evidencia”.

Aseveró que “tenemos el respaldo de la ministra de Gobierno (María Paula Romo) y el mando institucional”. Destacó que los adolescentes supuestamente se dedicaban a robar bajo la modalidad conocida como “bartoleo”.

Es decir, que no asaltaban en una zona específica, sino que circulaban por Guayaquil buscando a personas despistadas para robarles.

Este viernes 10 de enero de 2020, según las denuncias, estuvieron por las ciudadelas Atarazana, Garzota, Alborada y Martha de Roldós, todas en el norte de la ciudad.

El fiscal Joselito Argüello, quien acudió a la escena, confirmó que él no dispuso la detención del agente. Sin embargo, como la víctima es menor el caso pasó a un fiscal de Adolescentes y desconoce qué decisión se tomará. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP