Gustavo Jalkh espera un juicio con "seriedad"

- 09 de mayo de 2018 - 00:00
Gustavo Jalkh, titular del Consejo de la Judicatura (CJ).
Foto: El Telégrafo

Los integrantes del pleno del Consejo de la Judicatura son acusados de injerencia y de incumplir sus funciones al irrespetar los procesos para el nombramiento de autoridades del sector justicia.

Pese a que hasta la mañana del martes 8 de mayo aún no era notificado, el presidente del Consejo de la Judicatura (CJ), Gustavo Jalkh, dijo estar tranquilo y presto para enfrentar el juicio político en su contra, calificado el lunes por cuatro de los siete integrantes del Consejo de la Administración Legislativa (CAL).

“Los asambleístas tienen todo el derecho, en uso de sus competencias, de plantear y solicitar juicios políticos. Yo espero que se lo haga con seriedad”.

Señaló que respeta la decisión del CAL, que seguramente constató que se cumplieron los requisitos para dar paso al proceso.

“Estamos muy tranquilos porque hemos cumplido con nuestras funciones…Si algo hemos hecho es cumplir con nuestras funciones integralmente”, afirmó, y frente a cualquier denuncia que se presente aseguró que responderán a la legislatura con pruebas.

Jalkh señaló haberse enterado por la prensa de que se acusa a los integrantes del pleno del CJ de incumplimiento de funciones e injerencia directa en la independencia del sistema judicial.

Sobre la presunta injerencia en la justicia aseguró que se trata de un concepto etéreo y una opinión que respeta y tolera, “pero a la hora de un juicio no se trata de opiniones sino de  argumentos y hechos concretos”, aunque se trate de un juicio político, como lo dice la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

En cuanto a la acusación de que el error inexcusable fue utilizado como medida de presión para los jueces, Jalkh dijo que esa figura que también existe en otros países es de carácter disciplinaria y no jurisdiccional.

Todos somos transitorios

Para el titular del CJ, todos los servidores públicos son transitorios, unos con periodos más largos que otros, por lo que si son cesados en funciones por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio (CPCCST), lo acatarán.

No obstante enfatizó que “si nuestras funciones terminan antes de nuestro período, ojalá sea por una causa legal y no por alguna arbitrariedad”.

Asimismo recordó que al igual que al CPCCST, el Presidente de la República ha expresado comentarios positivos para el CJ. “Me parece que el Presidente desde su visión está haciendo su trabajo correctamente”.

Dijo no cuestionar ni oponerse a la evaluación iniciada por el CPCCST a la Judicatura, sino más bien que están dispuestos a ella, aunque admitió que lo único que han hecho es, en el ejercicio del derecho de petición, pedir a la Corte Constitucional para que se pronuncie sobre el ámbito de competencia del Consejo Transitorio.

Para el secretario particular del Presidente de la República, Juan Sebastián Roldán, al Gobierno le corresponde cumplir con su posición política de respetar la voluntad popular de la consulta de febrero pasado.

“En esa expresión quedó claro que los ecuatorianos quieren que se evalúe  a las autoridades”, dijo, y admitió que si hay alguna preocupación de otra autoridad (la Judicatura) puede ir a la Corte Constitucional para dilucidar este problema”.

El vocal del CJ, Néstor Arbito, manifestó que junto a los otros vocales están conscientes y muy orgullosos del  trabajo que han realizado, de todo el esfuerzo en estos últimos cinco años.

“Dentro de la escena política tienen el derecho de iniciar las acciones y juicios políticos que deseen, así como nosotros tenemos el derecho de presentar nuestras  pruebas de descargo y argumentar con el trabajo realizado y con el mejoramiento de justicia”.

En un mes se daría el juicio

Una vez que este lunes el CAL calificó la solicitud de juicio político los plazos y tiempos empiezan a correr.

Al momento se espera que la Presidenta de la Asamblea remita la solicitud de enjuiciamiento, junto con la documentación de sustento, a la Comisión de Fiscalización.

De ahí, dentro del plazo de 5 días, la Comisión avocará conocimiento de la solicitud. De no ser archivada notificará a los integrantes del pleno del CJ del inicio del trámite.

A partir de ese momento corre el plazo de 15  días para que ejerzan su derecho a la defensa y presenten las pruebas de descargo que consideren pertinentes.

Los mismos plazos son para los asambleístas interpelantes.

Luego de esos 15 días, la Comisión deberá remitir, en los siguientes cinco días, a la Presidenta de la Asamblea el informe, pero puede pedir una prórroga de 5 días más. Con el informe se define la fecha del juicio político. (I)

DATOS
Gustavo Jalkh Roben
- De origen guayaquileño
, reside en Quito. En 1990 recibe el título de abogado y doctor en Jurisprudencia por la Universidad Católica del Ecuador.

- El 23 de enero de 2013 fue posesionado oficialmente en la Asamblea como presidente del Consejo de la Judicatura.

- Los vocales del Consejo de la Judicatura son los guayaquileños Néstor Arbito, Ana Karina Peralta, Rosa Jiménez Vanegas y el latacungueño Alejandro Subía.

- La Asamblea prepara un juicio político contra Jalkh y los cuatro vocales de la Judicatura.

- El irrespeto a los procesos para el nombramiento de autoridades del sector justicia es una de las acusaciones de los proponentes.

- La aplicación del error inexcusable contra jueces es otra denuncia.

VOCALES DEL CONSEJO DE LA JUDICATURA

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: