El grillete electrónico no impide labores para reanimar a un paciente, según especialistas

22 de junio de 2020 15:28

La muerte del prefecto del Guayas, Carlos Luis Morales a causa de un infarto fulminante, en circunstancias en que, por disposición legal, utilizaba en una de sus piernas un dispositivo electrónico (grillete), es causa de debate.

Familiares del fallecido aseguraron que una de las razones por la que no pudo ser atendido de forma oportuna, fue que no se le pudo retirar el dispositivo electrónico cuando entró a la clínica, en Samborondón, en donde se produjo el deceso.

Carlos Sánchez Gaete, abogado del político y exdeportista, aseguró que su cliente llegó inconsciente a la clínica y los médicos no pudieron asistirlo con equipos electrónicos porque tenía puesto el grillete, lo cual podía causar efectos secundarios.

“Los agentes que nos acompañaron no permitieron retirar el grillete y los médicos tuvieron que proceder a la reanimación manual, pero no fue suficiente”, dijo el abogado.

El expresidente de la República, y médico cardiólogo de profesión, Alfredo Palacio, a través de su cuenta de Twitter, emitió un criterio profesional a partir de las afirmaciones del abogado Sánchez Gaete.

" El grillete electrónico no es contraindicación para desfibrilar el corazón de un paciente", señaló en su cuenta.

Similar criterio compartió el cardiólogo Vinicio Araque, quien labora en el Centro Médico Alemania de Quito y cuenta con subespecialidad en España y Argentina.

El médico aseguró que no tiene ninguna relación el empleo de los equipos con el dispositivo electrónico y enfatizó, que si se necesitaba hacer una animación pudieron haberlo hecho.

Para Manuel Gallegos, médico general, en este caso se debería tomar en cuenta el estado emocional y de salud que pudo haber pasado el prefecto en ese momento, ya que vivía una etapa de estrés por los procesos legales en su contra.

"Posiblemente tuvo algún antecedente cardíaco, sumado al estrés que estaba sometido pudo acelerar el problema cardiológico", explicó.

A su vez, el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y a Adolescentes Infractores del Ecuador (SNAI), a través de su cuenta de Twitter advirtió que los dispositivos no interfieren en los procesos de atención médica.

“Los dispositivos de vigilancia electrónica no son elementos que interfieran en la atención médica. Los grilletes electrónicos no perjudican ni tienen efectos adversos en la salud de los portadores”, informó la entidad. (I)

Contenido externo patrocinado