El Gobierno busca que la frontera norte se pueble

- 23 de junio de 2018 - 00:00
Foto: Presidencia de la República.

El Modelo de Desarrollo Territorial implementado en la nueva Política de Seguridad y Defensa para la Frontera Norte busca que esa zona, principalmente a 20 kilómetros (en la primera etapa) y 40 después, desde el límite fronterizo, sea poblada.

Así lo manifestó el secretario particular del Presidente, Juan Sebastián Roldán, quien, además, resaltó que el plan también contempla desarrollo productivo y comercial.

“Nuestra intención es que la frontera se pueble, que la gente esté tranquila viviendo en la frontera; y para ello el apoyo de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional es fundamental”, expresó Roldán.

Según el Ministerio de Defensa, la idea también es impulsar la seguridad y desarrollo de los pueblos y nacionalidades que habitan en esa franja.

Incluso, se plantea la potenciación social y económica de los asentamientos humanos en puntos estratégicos de Esmeraldas, Carchi y Sucumbíos.

En la provincia costera se busca potenciar el eje Borbón-San Lorenzo, con más atención a las poblaciones vulnerables, incrementando los servicios públicos y el desarrollo productivo “para que el Estado tenga mayor control sobre estos asentamientos dispersos”.

En la provincia de Carchi, el plan de seguridad busca potenciar a Tulcán, fortaleciendo el eje San Gabriel-El Ángel. Finalmente,
en la Amazonía se atenderá -según el plan- el eje Shushufindi-General Farfán.

Para implementar aquello, la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) se encargará de aprovisionar de equipamientos públicos, de fortalecer la diversificación productiva y control de la expansión del monocultivo de la palma; e incrementar los servicios de movilidad como vías y transporte.

Asimismo, la Secretaría incorporará áreas naturales para conservar el Patrimonio Natural del Estado. También se trabajará en el fortalecimiento de barreras naturales de seguridad.

Finalmente, se pretende implementar incentivos tributarios, además de impulsar la simplificación de procesos aduaneros y dar facilidades para el encadenamiento productivo.

El presidente de la República, Lenín Moreno, presentó el lunes pasado en la ciudad de Esmeraldas, esta nueva política, que está enmarcada en el Decreto Ejecutivo 381.

En el documento oficial se articulan medidas de prevención e intervención para erradicar y solventar las amenazas en contra de la soberanía del Estado y de los habitantes de esa zona.

Hasta el momento, la Senplades identificó al menos 11 problemas en la frontera norte que padecen los lugareños.

Entre los más importantes destaca la falta de servicios básicos, la trata de personas, el incremento del desempleo, la débil identidad nacional y local y la caída del flujo turístico. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: