FF.AA. pondrá rigurosidad en la disciplina de los militares

- 15 de diciembre de 2018 - 00:00
El 13 de septiembre de 2018, en el Ala de Combate de la Fuerza Aérea de Manta, se detuvo a cuatro militares y se incautó la droga oculta en un camión.
Foto: Archivo / El Telégrafo

Cuatro uniformados de la Fuerza Aérea, procesados por tráfico de drogas, fueron llamados a juicio por un juez de Manta. Con las reformas a la ley, no podrían volver a filas castrenses.

Hace tres días se conoció, a través del narcotraficante Jorge Cifuentes Villa (a) “Jota”, que militares ecuatorianos colaboraron con el cartel de Sinaloa, liderado por Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, quien enfrenta un juicio en la Corte Federal de Nueva York, Estados Unidos.

Según “Jota”, los militares ayudaban a transportar la droga en vehículos de la institución de Quito a Guayaquil. Incluso manifestó que el excapitán del Ejército Telmo Castro era uno de los vinculados a esta organización narcodelictiva.

Recientemente cuatro militares y un servidor público de la Dirección de Aviación Civil fueron llamados a juicio por el delito de tráfico ilícito de sustancias sujetas a fiscalización a gran escala.

La diligencia judicial se desarrolló durante 12 días en la Unidad judicial Penal de Manta, provincia de Manabí. En ella, el fiscal Marcelo Vásconez resumió que el 13 de septiembre de este año, en el Ala de Combate N° 23, se decomisó 1 tonelada 144 kilos 200 gramos de clorhidrato de cocaína.

El alijo estaba almacenado en sacos de yute y había sido ocultado en un camión militar. En ese momento detuvieron a dos personas. Tras las investigaciones se arrestó a los demás procesados.

Al término de la audiencia preparatoria, el juez Mario García llamó a juicio a los cuatro militares y al servidor de la Aviación Civil. Otro caso que generó preocupación nacional fue la captura de dos militares que transportaban marihuana y cocaína en una camioneta que circulaba por la Y de Sucumbíos. Aquello también sucedió este año.

Estos no son los únicos casos de militares involucrados en tráfico de drogas, ya que hay otros que han  llegado a la justicia.

Por ello, el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, ya en octubre de este año advertía de una depuración de los malos elementos de las Fuerzas Armadas. “No solo por procedimientos administrativos sino por acción legal”.

El Secretario de Estado volvió en noviembre a puntualizar que “no puede haber tolerancia y amplitud para que ingresen procesados como ocurre lamentablemente en este momento”.

El Ministro se refería a los 41 militares que están imputados por narcotráfico, asociación ilícita y robo. Ellos transgredieron uno de los valores de las Fuerzas Armadas: el espíritu militar que “constituye el impulso que determina a una persona la vocación de soldado, para servir a la patria sin ningún interés, entregándose completamente al servicio de las armas, renunciando a una relativa libertad, a su hogar y a la fortuna...”.

El artículo 159 de la Constitución de la República establece que “las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional serán obedientes y no deliberantes, y cumplirán su misión con estricta sujeción al poder civil y a la Constitución”.

Además señala que “las autoridades de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional serán responsables por las órdenes que impartan. La obediencia a las órdenes superiores no eximirá de responsabilidad a quienes las ejecuten”.

Vulnerabilidad en frontera

La vulnerabilidad de la frontera entre Colombia y Perú facilita que Ecuador sea una vía de tráfico de sustancias estupefacientes.

Las organizaciones delictivas seducen a ciertos uniformados para que dejen pasar la droga a cambio de mucho dinero. Por tierra y por mar, los narcos se las ingenian para transportar su alcaloide, sea a nivel internacional o para consumo interno.

Por eso, el contraalmirante Darwin Jarrín, comandante de la Armada del Ecuador, piensa que se requiere de un verdadero esfuerzo en tierra para que el narcotráfico no salga por ciertos puntos de la zona terrestre al mar.

“En el océano es muy complicada la búsqueda y localización de una unidad tan pequeña”, indicó el oficial de la Armada.

El libro blanco

“No podemos hablar de reinstitucionalización si no hay nuevas leyes o reformas a las leyes vigentes que garanticen el desempeño de la institución en el contexto nacional”, destacó Jarrín durante el seminario internacional de Política de Defensa.

Además sostuvo que “la política de defensa para todo el país (libro blanco) está en proceso de debate porque “hay que diferenciar lo que es seguridad nacional de lo que es seguridad pública, no obstante que estén vinculadas y estrechamente coordinadas”.

Pese al tema de la reinstitucionalización, el último informe de Latinobarómetro indica que los países que más confianza tienen en sus Fuerzas Armadas son Uruguay, con el 62%, y Ecuador, con el 61%, es decir ocupa el puesto número 2 en la región.

Tráfico de armas y droga

El énfasis en la reinstitucionalización se enfoca también en que, según Jarrín, se busca ser más estrictos en el proceso de ingreso de personal a las Fuerzas Armadas.

“Presentaremos en la Asamblea Nacional, máximo en enero de 2019, la Ley de Personal y Disciplina, que permitirá consolidar y fortalecer los valores profesionales de ética y de desempeño profesional”.

Justamente esa ética de la que habla Jarrín es la que falló en los militares que fueron incriminados por vender armas al disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC), Walter Arízala, alias “Guacho”.

Una frontera vulnerable por los carteles de narcotraficantes desembocó en las muertes del equipo periodístico de diario El Comercio, cuatro militares y una pareja.

Mario Ramos, director del Centro Andino de Estudios Estratégicos (Cenae), considera que el problema de la delincuencia organizada y todo lo que existe alrededor del narcotráfico no desaparecerá, así se capture a los líderes de las narcobandas.

El narcotráfico incluye “lavado de activos, tráfico de armas, trata de personas”, entre otros delitos, sostiene.

El 5 de octubre de este año, tres marinos fueron absueltos en un caso de narcotráfico. Ellos fueron detenidos junto a tres personas el 10 de septiembre de 2017 en Puerto Jelí, cantón Santa Rosa, en El Oro, por supuestamente dar custodia a una lancha que transportaba 996 paquetes de cocaína. Los demás presos fueron condenados. (I)

Cronología  
Varios miembros de las  Fuerzas Armadas en servicio activo han sido detenidos por su relación con organizaciones dedicadas al narcotráfico.

Octubre 2009
Durante un operativo es capturado el excapitán del ejército Telmo Castro, quien transportaba 500 kg de cocaína en un camión disfrazado de transporte militar. Fue liberado luego de 11 meses. (I)

Agosto 2018
El 26 de agosto dos militares fueron detenidos en Sucumbíos cuando transportaban 242 paquetes de droga camuflados en el interior de electrodomésticos. (I)

Septiembre 2018
Un cabo y un sargento de la Fuerza Aérea Ecuatoriana fueron detenidos en la Base Aérea de Manta. Encontraron en su poder una tonelada de clorhidrato de cocaína. (I)    

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: