Especial: Lucha contra las drogas

En la frontera norte se decomisaron 43 t de droga, entre 2017 y 2019

- 12 de febrero de 2020 - 00:00
Los extranjeros son abordados cuando tratan de entrar a territorio ecuatoriano. Ahí les persuaden para ingresar la mercancía.
Foto: Archivo / El Tiempo

Las autoridades de Ecuador y Colombia coordinan acciones para controlar el tráfico en la zona norte. En los dos últimos años se realizaron 10 operativos policiales conjuntos y otros tres en alta mar.

Entre 2017 y 2019 fueron detenidos 101 venezolanos que transitaron en la zona fronteriza norte portando drogas. Según los agentes antinarcóticos, en los últimos tres  años se ha detectado que los ciudadanos de ese país, a pretexto de cruzar la frontera por la crisis en Venezuela, están llevando droga a través de la modalidad de hormigueo.

En este lapso, los operativos de control se intensificaron en la frontera norte: Esmeraldas, Imbabura, Carchi, y Sucumbíos. “Germán”, un agente que ha realizado controles en zonas de paso de Tulcán y San Lorenzo, explicó que hay bandas que reclutan extranjeros para que escondan en sus pertenencias hasta 10 kilos de sustancias ilícitas.

“Les dan dinero para el viaje a cambio de que oculten la sustancia. Prefieren a personas con niños, porque emplean a las criaturas para despistar”, explicó el agente.

Marco Villegas, director Nacional Antinarcóticos de la Policía, advirtió que si bien en los últimos años se ha observado que los migrantes venezolanos se han involucrado en este delito, sobre todo durante 2019, los arrestos a ciudadanos colombianos se mantienen en altos niveles.

Entre 2017 y 2019 hubo 538 detenidos por tráfico de sustancias sujetas a fiscalización, siendo Carchi el sector donde hubo el mayor número de aprehensiones. También hay extranjeros detenidos desde Perú, Argentina, Honduras, Nigeria y otros países.

En declaraciones anteriores, el general Patricio Carrillo, comandante general de Policía, reconoció que el control en la zona es complicado, debido a ello también es prioritario. Carrillo añadió que los controles en la frontera norte se fortalecen mediante permanentes planes estratégicos y capacitación al personal.

A su vez, Villegas explicó que las organizaciones delictivas prefieren concentrar sus operaciones en la frontera norte, no solo por la entrada y salida de extranjeros, sino porque se trata de un punto estratégico. Desde ahí sacan el producto, ya sea por alta mar o por los puertos.

Agregó que cuando tienen estructuradas las cadenas de narcotráfico hacen bodegaje en provincias aledañas. De ahí que en los tres últimos años se haya observado una gran cantidad de sustancias ilegales que fueron incautadas.

Según las cifras de la Dirección Nacional Antinarcóticos, en los tres últimos años se decomisaron 21,29 toneladas (t) de droga destinadas para el tráfico de consumo interno. En el mismo período fueron incautadas 22,31 t que estaban destinadas para el tráfico internacional. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP