Fiscal General ofrece intervenir en el caso del sacerdote cuencano

- 15 de junio de 2018 - 00:00
Las presuntas víctimas de abuso sexual por parte del cura César C., junto con familiares, acudieron este 14 de junio a la Fiscalía General del Estado, en Quito.
Foto: Jonh Guevara / El Telégrafo

El fiscal general del Estado (e), Paúl Pérez Reina, se comprometió a agilizar el proceso investigativo de las seis denuncias de abuso sexual presentadas en contra del sacerdote cuencano César C.

Para este propósito prevé hoy viernes 15 de junio un diálogo con el Fiscal Provincial del Azuay, a fin de que se le informe el avance de las indagaciones.

Este fue el compromiso que asumió Pérez Reina, en una reunión que mantuvo el jueves 14 en Quito por alrededor de 30 minutos con los denunciantes y familiares de estos.

“Nos dijo que no conocía de los pormenores de las denuncias, que ha escuchado muy poco por lo que lo hemos informado y nos ofreció que intervendrá”, dijo Jorge Palacios, de 63 años de edad, quien es una de las víctimas de violación cuando era niño.

Cuenta que sobre el abuso sexual de parte del sacerdote durante años no comentó a nadie, pero ahora su decisión es hablar sobre su caso y luchar para que no quede en la impunidad.

Además explicó que esperan que este delito no prescriba por el tiempo que ha pasado. “Nos respaldaremos en la pregunta 4 de la consulta popular, que habla sobre la no prescripción de los delitos sexuales en contra de niñas, niños y adolescentes”, manifestó.

En este momento hay cinco denuncias en Cuenca por este tema, señala Tatiana Palacios, hija de Jorge. Ella acompañó a su padre a la Fiscalía General en Quito y explicó que hubo un compromiso de las autoridades para que se revise y se agilite el tratamiento del tema.

Relata que en Cuenca se lo ha llamado a tomar versión, pero el sacerdote aún no se acerca a cumplir con esta disposición de las autoridades.

Jorge Mosquera, otro de los denunciantes, señaló que el sacerdote César C. además actuaba con sadismo y maltrataba físicamente a los niños de escuela que eran sus alumnos.

Familiares y amigos que no pudieron ingresar a la reunión, permanecieron por cerca de una hora en los exteriores de la Fiscalía, con carteles en mano, exigiendo que este caso no quede en la impunidad. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: