Prisión preventiva para dos personas que agredieron a vendedora informal en Durán

El hecho se conoció luego de que se difundieran las imágenes a través de las redes sociales. El Municipio indicó que la agente fue separada del cargo.
15 de octubre de 2020 14:11

La madrugada de este jueves 15 de octubre se dictó prisión preventiva para dos personas que participaron en un acto de tortura contra una vendedora informal con discapacidad en Durán (Guayas). 

Esto, luego de que la Fiscalía General del Estado anunciara la indagación del hecho.

Los detenidos, una agente metropolitana y un hombre que filmó el momento, serán procesados por presunto delito de odio. Ellos fueron detenidos ayer, miércoles 14 de octubre, pero todavía se están buscando a otras dos personas que habrían participado en la agresión. 

En una primera instancia, la Fiscalía los procesó por delito de tortura, pero se reformuló el cargo por delito de odio, explicó el fiscal Roberto Franco López, en declaraciones a Ecuavisa. 

"Los elementos de convicción justamente señalan y subsumen a la conducta de los procesados al delito de odio. Es cuando se ejerce violencia física y psicológica, en este caso por la incapacidad de ella, que tiene el 60% de discapacidad física", explicó el agente. 

Según el Código Orgánico Integral Penal (COIP), por este delito se puede enfrentar una pena de hasta tres años. 

El incidente en mención se conoció tras la difusión de un video en redes sociales, donde se observa a una agente metropolitana que ató a una mujer con cinta adhesiva a un pilar de metal. En ese instante, la funcionaria le golpea en los glúteos y suelta una risotada.

En las imágenes se escuchan otras risas que celebran el accionar de la agente. En ese instante, un individuo le ofrece agua a la víctima, pero después le baña con el líquido, lo que también fue motivo de burla para los testigos.

Según información difundida por El Ferrodiario, la víctima fue una vendedora informal de 35 años, que comercializaba productos de aseo personal, en los exteriores del Complejo Municipal. La víctima es una persona con un 60% de discapacidad (lenguaje y auditivo).

Dalton Narváez, alcalde de Durán, emitió un comunicado con el cual rechazó el "abusivo proceder" de la funcionaria municipal y se dispuso la "inmediata separación de la institución, de dicha agente de control".

Por ello, el funcionario presentó formalmente la denuncia ante la Fiscalía. "Exigiremos que se cumplan con las sanciones que correspondan ante la justicia, por este tipo de hechos que no deben repetirse jamás", expresó después de presentar la queja.

Freddy Carrión, defensor del Pueblo, también rechazó el acto y aseguró que se ha dispuesto una intervención por parte de la delegada de Guayas para verificar los hechos y emitir las medidas de protección del caso.

La delegación del Guayas informó que ya se tomó contacto con las autoridades del Municipio de Durán, porque la agresión se trató de empleados en dicha jurisdicción. (I)