Fijan pena por matrimonio

21 de marzo de 2011 - 00:00

La justicia  de España  condenó a dos años de prisión a un hombre ecuatoriano residente en Valencia por contraer matrimonio con su cuñada en su país de origen para que ésta viajara y obtuviera  un permiso de residencia alegando motivos de reagrupación familiar.

La sentencia, de la Sección Cuarta, resulta de la conformidad de las partes alcanzada en el juicio celebrado a principios de este mes por estos hechos, después de que el procesado los reconociera, según explicó el abogado del procesado.

El letrado de Wiliam Freddy A.A. apuntó que éste no ingresará en prisión debido a que no cuenta con antecedentes penales y a la duración de la pena acordada, que rebaja a dos los cuatro años de prisión de condena que inicialmente solicitaba el fiscal por un delito contra los derechos de los trabajadores.

El demandado convivía en Valencia con su compañera sentimental y sus dos hijas, menores de edad, cuando, con el fin de traer a España a la hermana de su pareja, viajó en 2007 a Ecuador, de donde son originarios. Allí, y a efectos de figurar casado con su cuñada, contrajo matrimonio con ella en el mes de julio.

Posteriormente regresó a Valencia y, tres meses después, presentó en la Oficina de Extranjeros de la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana una solicitud de autorización de residencia por reagrupación familiar a favor de su cónyuge.

El expediente se inició y, entre otros, el hombre firmó un documento en el que hacía constar que no residía en España con ningún otro cónyuge distinto a su esposa -en realidad, su cuñada-.

Además manifestaba  que figuraba empadronado en su domicilio él solo a la espera de la reagrupación familiar de su cónyuge, según se informó.  EFE

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: