Familiar de víctimas de Quinsaloma denuncia amenazas

21 de noviembre de 2014 - 12:51

Clemencia Avendaño, madre de Carlos Llanos, una de las 3 víctimas en la masacre de Quinsaloma, denunció hoy públicamente recibir amenazas anónimas a través de llamadas telefónicas. Esto sucede desde que llegó al país Galo Lara, exlegislador de Sociedad Patriótica (SP), extraditado de Panamá hace una semana para cumplir la pena de 10 años como cómplice de ese delito.

En las diferentes llamadas que la mujer recibe a diario, le advierten que: “algo le va a pasar y le golpearán donde más le duela”.

“Si algo me llega a suceder, lo responsabilizo a él (Lara). Además, me siento indignada porque el señor Balda (SP) y Jenny Lara manifiestan públicamente que el caso Galo Lara es político, y que se encuentra con los pies destrozados en la cárcel, pero mi corazón es el que está destrozado con la muerte de mi familia”.

Avendaño lamentó que algunos medios de comunicación le han dado amplia cobertura a las declaraciones de los allegados del exasambleísta. Sin embargo, ella ha pedido el mismo espacio de difusión, y hasta el momento no le dan respuesta, por lo que mostró una carta dirigida a un canal de televisión con fecha de septiembre 27. “Lo he solicitado al canal Ecuavisa y a diario El Universo”, dijo.

La mujer agradeció la posición de las autoridades panameñas, al aceptar que el caso de Galo Lara no es ninguna "persecución política", como siempre se ha pretendido argumentar por sus abogados.

“Es un caso de asesinato, y a pesar de las pena que recibieron (Lara y Carolina Llanos), el dolor de mi familia aún guardo, especialmente el de mi nieto, ¿por qué tenían que matarlo?”, expresó visiblemente acongojada.

También solicitó a la ministra de Justicia, Ledy Zuñiga; y al ministro del Interior, José Serrano, que Galo Lara sea encerrado en el pabellón de máxima seguridad del Centro de Rehabilitación Social (CRS) de Cotopaxi,   porque teme por su integridad.

Ledy Zuñiga, ministra de Justicia, indicó que se va a tomar en cuenta las denuncias de los familiares de las víctimas de Quinsaloma. Y que el caso de Galo Lara se encuentra en los protocolos que todo interno pasa cuando ingresa al CRS. “Luego de los exámenes clínicos, se determinará a qué pabellón se lo destinará”.

La ministra reiteró que el exasambleísta cuenta con todos los derechos que tienen las personas privadas de libertad. Indicó que cada interno tiene que detallar el nombre de las personas que desea que lo visiten. El listado no debe pasar de 10 visitantes. "Conforme lo solicitó Lara, el pasado sábado ha estado recibiendo visitas", señaló.

Y agregó que las declaraciones que han expresado los abogados de Lara en estos días  sobre su detención  son políticas, y totalmente alejadas de la verdad.

 

Caso Quinsaloma

Lara fue condenado a 10 años de prisión como cómplice del asesinato de Carlos Llanos, Silvia Parco y el hijo de ambos, de 4 años. El triple crimen ocurrió en la localidad de Quinsaloma, Los Ríos, en agosto de 2011.

La sentencia por el crimen fue dictada en septiembre de 2013, por el Tribunal de la Sala Especializada de lo Penal de la CNJ, y fue ratificada y declarada en firme por el Tribunal de Casación, el 18 de noviembre de 2013.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP