Polizones que cayeron de avión eran menores de edad oriundos de Cañar

27 de febrero de 2018 - 13:58
Personal de Criminalística realiza las investigaciones pertinentes tras el suceso.
Foto: Karly Torres / EL TELÉGRAFO

La Policía no descarta complicidad de personal del aeropuerto. La DGAC iniciará una investigación de campo.

Marcelo Tobar, comandante de la Zona 8 de Policía (Guayaquil, Durán y Samborondón), se refirió a las investigaciones en torno a la muerte de dos personas que cayeron del tren de aterrizaje de una avión el lunes. 

La autoridad policial informó que el avión de la compañía Latam llegó desde Lima a Guayaquil a las 14:30 del domingo. Al día siguiente, a las 09:00, despegó de la pista de la terminal José Joaquin de Olmedo hacia Estados Unidos. "Cuando se abrieron las compuertas del tren de aterrizaje cayeron los dos muchachos y una maleta de color negro", detalló.

El oficial indicó que para identificar a las víctimas se revisaron los reportes de personas desaparecidas y se descubrió que en El Tambo (Cañar) un ciudadano denunció el domingo la desaparición de su hijo y el primo de este, ambos menores de edad.

Los familiares, hasta la tarde de este martes, estaban en el Laboratorio de Criminalística y Ciencias Forenses de Guayaquil tramitando el retiro de los cuerpos.

Tobar indicó que se investiga cómo entraron los adolescentes al aeropuerto y luego al avión. Informó que se han recopilado los videos captados por las cámaras de seguridad del aeropuerto desde que llegó la nave a Guayaquil. Este material está en cadena de custodia y aún no ha sido analizado.

"No hay detenidos todavía y no se descarta que haya complicidad de personal del aeropuerto, pues no es fácil ingresar", dijo Tobar. Adicionalmente indicó que el piloto debió retornar después de una hora y media de vuelo y cuando se le consultó si tuvo problemas al despegar, contestó que no hubo inconvenientes.

"El personal de Criminalística revisó el tren de aterrizaje y recabó 12 indicios dactiloscópicos", sostuvo.

Tobar concluyó asegurando que no se puede descartar nada, ni siquiera que sea un caso de trata de personas.

Carlos Bustamante, fiscal que realizó el levantamiento de los cadáveres, expresó que si las víctimas lograban viajar en el compartimiento del tren de aterrizaje, no hubieran sobrevivido debido a las condiciones del lugar.

La Dirección General de Aviación Civil (DGAC) informó que se conformó un grupo de inspectores, con la finalidad de realizar investigaciones de campo y documentales para indagar las normas de seguridad aplicadas por la concesionaria en la terminal aérea y determinar las posibles fallas que pudieron haber existido en el aeropuerto y con la compañía aérea.

Los inspectores delegados realizarán el trabajo de campo este jueves 1 y viernes 2 de marzo.

Además, indicó la DGAC en un comunicado, se solicitará al concesionario los vídeos de seguridad, listado de personal que cumplía con horario de patrullas, frecuencia de patrullas, entre otros. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP