Diana Salazar, fiscal General del Estado

“Los estudiantes de Derecho tienen material de estudio en el caso Sobornos”

- 24 de marzo de 2020 - 00:00
Archivo/ ET

La Fiscal señala que la justicia no se detiene porque hay sistemas telemáticos para las audiencias. En su entidad se activó un sistema que permite conectar a 100 personas. Espera la convocatoria a la audiencia del caso Sobornos.

La fiscal General del Estado Diana Salazar conversó con este Diario por teléfono sobre cómo funciona esa entidad en este tiempo de emergencia por la pandemia del coronavirus. También se refirió al caso Sobornos 2012-2016, que está para sentencia de un tribunal penal.

¿Qué medidas ha tomado en la Fiscalía para enfrentar el covid-19 y evitar que los procesos se paralicen o caduquen?

Entre las medidas que he tomado están que los fiscales trabajen desde su casa. Por esta vez, y en casos excepcionales, he autorizado que equipos de fiscales, secretarios y asistentes despachen desde sus hogares y tengan acceso a los expedientes. Para esto los fiscales provinciales tienen que hacer un registro de los expedientes que se sacarán de  los despachos bajo cadena de custodia y seguridad. Una vez que termine la emergencia se llevarán los expedientes a los despachos de los fiscales.

Esto hacemos para precautelar que los tiempos de prescripción no sean imputados a la Fiscalía. También que en los casos abiertos de instrucciones fiscales puedan seguir disponiendo de diligencias para fortalecer las investigaciones.

¿Cuántos casos están en esa condición?
Cada uno de los fiscales en cada despacho, a nivel nacional, es responsable de estas causas. Ellos toman las previsiones necesarias para continuar con su trabajo. Además, la Corte Nacional de Justicia emitió una resolución en la cual suspendía los plazos y los términos de las causas. Esto significa que las prescripciones relacionadas con la caducidad de la prisión preventiva están suspendidas. Sin embargo, nosotros adelantamos las investigaciones.

¿Qué pasará con el caso Sobornos, por ejemplo?
Esperamos que el Tribunal, cuyo ponente es el doctor Iván León, convoque a los sujetos procesales para la lectura de su resolución oral. Y, posteriormente, esta se notifique en los casilleros. Según lo dispuesto por el Consejo de la Judicatura y la Corte Nacional de Justicia continuaremos realizando estas actividades de manera telemática. Estaremos pendientes de su convocatoria y de la forma como nos conectaremos vía remota para que la justicia no se paralice.

El expresidente Rafael Correa, principal acusado en el caso Sobornos, ¿podrá sacar provecho de esta circunstancia en la justicia por la pandemia?

La justicia no se ha detenido y el señor Correa no tendría por qué ser beneficiado ni afectado por el coronavirus. Los temas son absolutamente independientes. Si bien es cierto que trabajamos desde las casas para evitar que se expanda el virus, la justicia no puede detenerse, está actuando y seguiremos con el procedimiento.

¿Qué puede pasar cuando se dicte sentencia?

Los temas judiciales y jurídicos son independientes de los políticos. Entiendo que los jueces estarán deliberando, analizando todas las pruebas que fueron practicadas durante el desarrollo de la audiencia de juicio. Esperamos que nos llamen en los próximos días y nos  convoquen para escuchar la resolución sobre el caso Sobornos. Esto depende exclusivamente del Tribunal encargado del proceso.

¿En cuánto tiempo se podría tener lista la sentencia para el caso del expresidente de la República?

No hay un tiempo preciso, dependerá de la agenda de la Corte Nacional en la que señale días y horas de las audiencias que deben instalarse, pues no existen motivos para dilatarse como ocurrió en ocasiones anteriores. Tenemos confianza en que el sistema de justicia continuará su marcha y trabajará porque no se puede detener. Ese es un mandato constitucional y el Estado no está paralizado.

¿Cuántos intentos existieron para dilatar el caso Sobornos?

Todos hemos sido testigos de la forma de dilatar ese proceso: las presentaciones de recusaciones, de certificados médicos de los abogados del proceso Sobornos porque están enfermos, con dolor de estómago. Son argucias para evitar que la justicia pueda actuar de manera oportuna.

¿Cuál es la alternativa legal para impedir que los abogados del exmandatario paralicen ese proceso?

El Consejo de la Judicatura anunció que ya se realizan las audiencias vía telemática, con conexión remota, por parte de los sujetos procesales. Esto será un gran desafío para demostrar al país que pese a la pandemia, la justicia continúa su marcha. Porque una justicia que se demora se convierte en injusticia.

¿Cómo fue la audiencia para la colaboración eficaz de Pamela Martínez y Laura Terán?

Se tomaron todas las precauciones recomendadas por el Ministerio de Salud Pública. Ahora falta que los jueces deliberen, resuelvan y den a conocer su resolución. Gracias a la cooperación eficaz  que ellas entregaron, la Fiscalía tuvo acceso a mucha información que se convirtió en pruebas. Esa cooperación eficaz es una forma de conocer la verdad. Sabemos que las estructuras criminales se manejan bajo formas complejas de organización y sobre todo que los líderes siempre están amparados por un manto de impunidad. Entonces, la rebaja a la sentencia de esa cooperación eficaz está prevista en el COIP.  En la Convención de Naciones Unidas contra la corrupción y en la Convención contra la Delincuencia Organizada de los Estados se prevé técnicas especiales para investigar y descubrir la verdad. La disminución de la pena es de hasta el 90% si esa cooperación permite que la justicia conozca a los líderes de las empresas criminales. Ese fue el caso de ellas porque llegamos a la cúspide de la pirámide del caso Sobornos.

¿Por qué ese caso de corrupción es diferente a los demás?

Hay un expresidente al mando de toda la modalidad, él dispuso su creación, así como registrar y manejar estos fondos. Estos se utilizaron en temas que eran de su absoluto conocimiento y control. Él tiene el liderazgo en esta estructura criminal. Además, descubrimos cómo se manejaba este grupo de personas y estaban al mando de un solo líder. Este líder disponía y daba las órdenes para que los ejecutores ejecutaran sus órdenes.

¿En qué utilizaron ese dinero?

En varios temas, por ejemplo, el pago de alimentación, organización de eventos, festejos de cumpleaños, artistas, vuelos en helicópteros de un lado a otro, en campañas, fotografías, afiches, banners. Incluso fue utilizado para beneficio propio. Otro ejemplo, la Secretaría de la Administración Pública hizo  una campaña de Yasunidos, pagada en parte por los empresarios que tenían  contratos con el Estado.

¿Qué le impresionó más en la investigación de Sobornos?

La forma de estructuración y de sistematización de esos pagos. Descubrimos codificaciones que son dignas de estudio. Los estudiantes de las carreras de Derecho tienen muy buen material sobre cómo son las formas modernas de organización del crimen. Tenemos los roles de ejecutores, del líder y la participación de la empresa privada. Algunos empresarios se beneficiaron de la millonaria contratación con el Estado durante 10 años, mientras ellos solventaban los gastos personales y del grupo del movimiento que gobernaba el país en esa década.

¿Es el caso de corrupción más grande que se ha visto en el país?

Sí, por el nivel de personas procesadas. Es un caso que no se ha visto antes en la memoria histórica de Ecuador.

¿Acusará  de otros delitos a Correa en este proceso?

La Fiscalía tiene varias investigaciones, no puedo adelantar, se han derivado más hechos. Hubo abuso de fondos del Estado, invertidos en pagar arriendo de la oficina de Martínez para recibir los sobornos. Hay tramas relacionadas con lavado de activos en los que son investigados. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP