En la antigua cárcel de varones había hasta 40 personas en una celda de 4 metros cuadrados

El sistema carcelario de Cuenca cambia después de 6 décadas

- 19 de noviembre de 2014 - 00:00
Las personas privadas de la libertad recibieron uniformes y kits de aseo al ingresar a la nueva cárcel. Foto: Cortesía.

En la antigua cárcel de varones había hasta 40 personas en una celda de 4 metros cuadrados

A la medianoche de ayer empezó el traslado. Dos cárceles, de varones y mujeres, construidas hace más de 6 décadas en el norte y centro histórico de Cuenca (Azuay), fueron paulatinamente desalojadas. 604 hombres, que permanecían hacinados, salían de 2 en 2, sin nada en sus manos, pues todo a lo que estaban acostumbrados debió quedar atrás. Lo mismo pasó con 82 mujeres.

Ledy Zúñiga, ministra de Justicia Derechos Humanos y Cultos, informó que con este nuevo complejo se devuelve la seguridad a los ciudadanos que vivían en los alrededores de las viejas cárceles. “Ahora concentramos todo el sistema de rehabilitación en un solo sector y garantizamos la seguridad para los habitantes de Turi, quienes se beneficiaron con obras complementarias”.

Zúñiga anunció que en esa parroquia, cerca de la nueva edificación, se construirá una Unidad de Policía Comunitaria (UPC) y un Centro Infantil del Buen Vivir (CIBV).

Con esta nueva cárcel se cumple con la edificación de 3 Centros de Rehabilitación Regionales; el primero, inaugurado en diciembre de 2013 en Guayaquil (Guayas), y el segundo este año en Latacunga (Cotopaxi). Ambos tienen capacidad para más de 4.000 personas.

Traslado y características del nuevo CRS de Turi

Cerca de 400 agentes participaron en el traslado de internos que terminó a las 03:00 de ayer (a partir de las 24:00), aunque se estimaba que demoraría 6 horas. La distancia entre la antigua y nueva infraestructura toma unos 15 minutos.

El CRS de Turi está en un terreno de 13,7 hectáreas y tiene capacidad para 2.740 personas privadas de libertad (ppl). La construcción es de 34.350 metros cuadrados, distribuidos en 9 pabellones de mínima, mediana y máxima seguridad, tanto para hombres como mujeres. En el sitio están instaladas más de 400 cámaras de seguridad.

Las instalaciones tienen espacios para la comunidad terapéutica, zona agrícola, área educativa, administrativa, talleres, cuartel de guías y visitas familiares y conyugales, y áreas de esparcimiento.

La inversión para la edificación de este centro superó los $ 27 millones. Alrededor de 300 agentes estarán encargados de la seguridad, acompañados de más de 100 funcionarios administrativos.

La ministra Zúñiga sostuvo que durante la mañana de ayer se realizaba el proceso de registro e identificación de las ppl, chequeos médicos y diagnóstico para dividirlas por peligrosidad. Los internos entraron a sus nuevas celdas solo con el uniforme y el kit de aseo que les fue entregado a su ingreso.

Además, informó que se tiene previsto que para este fin de semana los internos puedan recibir las visitas de sus familiares.

En tanto, los notarios realizan un inventario de las pertenencias que se quedaron en las viejas construcciones para que puedan ser devueltas a los parientes.

“En una celda de 4 metros cuadrados había hasta 40 personas. Mientras que en otras solo permanecía un interno disfrutando de un televisor plasma de 42 pulgadas. Todos los privilegios a los que, sobre todo los caporales, estaban habituados se terminaron”, enfatizó la funcionaria.

Zúñiga informó que en uno de los últimos operativos realizados en la cárcel de varones de Cuenca se descubrieron $ 18 mil falsos, armas y abundante droga.

José Serrano, ministro del Interior, informó que el operativo se desarrolló sin contratiempos, ya que hubo la colaboración de los detenidos. “Al inicio estaban un poco nerviosos, pero luego se tranquilizaron”. Agregó que “el centro de mujeres pertenece al Estado y el de varones a la Municipalidad”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: