El 60% de los reos en Ecuador tiene sentencia

- 02 de mayo de 2014 - 00:00
Internos del Centro de Rehabilitación Social Regional (CRS) Guayas número 8 se dirigen a sus celdas, mientras un miembro de seguridad y vigilancia penitenciaria los observa. Foto: William Orellana.

El Estudio Mundial sobre el Homicidio (2013) elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (Unodc) revela que por cada 100 víctimas 43 criminales son condenados, mientras que en Asia la cifra es de 48 y en Europa de 81, pero en América se reduce a 24 sentenciados.

El índice en nuestro continente es preocupante, comunicó la Unodc, pues es notable el nivel de impunidad en homicidios, lo que quizá se deba, en parte, a que la gran intensidad de crímenes que ocurren consume los recursos destinados a la justicia penal. Además, los homicidios en América frecuentemente se vinculan a la delincuencia organizada o a las pandillas.

En Latinoamérica el nivel de muertes violentas superó los 10 puntos por cada 100.000 habitantes en la última década. Así lo reportó el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud). En Ecuador el indicativo registró 10,87 en 2013, pero las autoridades tienen como meta reducirlo a 6 en 2017, y este año al menos bajarlo a un dígito.

Sobre los estados de las causas de la población carcelaria, el Centro Ecuatoriano de Análisis de Seguridad Integral (Ceasi) divulgó que 13.884 personas privadas de libertad (PPL) obtuvieron una sentencia en firme y 10.086 cerraron el 2013 con sus juicios en trámite.

Dentro de este cálculo se debe considerar que 431 personas están en calidad de contraventores y 443 fueron arrestados por no estar al día con las pensiones alimenticias de sus hijos. A estos 2 últimos grupos se los considera población transitoria.

Estas cifras coinciden con las expuestas por el Consejo de la Judicatura (CJ) durante su rendición de cuentas, en la que publicó que el 60% de los presos recibieron un fallo, lo que significa un incremento del 24% desde 2005.

El CJ destacó el progreso en juicios por delitos flagrantes, en los que antes se obtenían 15 sentencias por mes y el tiempo promedio de resolución era de 191 días, pero ahora se registran 49 condenas por mes, con una media de 47 días para resolver.

En aquel informe el presidente del CJ, Gustavo Jalkh, atribuyó la mejora al incremento de jueces y fiscales, que hoy llegan a 11 y 4 por cada 100.000 pobladores respectivamente, y a la reducción en audiencias fallidas, que bajó del 30% al 9,6%.

La ministra de Justicia, Ledy Zúñiga, comunicó que las estadísticas del Ceasi y del CJ están apegadas a la realidad del periodo 2013, pero explicó que al momento los números podrían ser diferentes (sin que haya una variación desmesurada).

Fabián Yánez, vicepresidente del Colegio de Abogados del Guayas, sostiene que en los últimos años mejoró el sistema penal, pues fue testigo de que antes los porcentajes eran alarmantes. “Por ejemplo, habían casos de personas que permanecían detenidas 4 años, pero el delito que cometieron se sancionaba máximo con 3. El sistema penal era muy lento y no se resolvía la situación”, explicó Yánez.

Alegó que se estableció que una persona no podía estar detenida más de 1 año sin sentencia gracias a reformas legales, sin embargo, cree que la práctica procesal mejorará a partir de la vigencia del nuevo Código Orgánico Integral Penal.

Opinó que aún hay deudas pendientes e hizo referencia a las indagaciones previas, que toman 1 o 2 años según el tipo de delito y en las que no hay fórmula de juicio mientras no se evacuen las indagaciones. “Administrar justicia no solo significa darle sentencia a1 detenido sino dar tratamiento ágil a todas las denuncias (en materia civil)”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: