Detenidos con historial delictivo

05 de abril de 2011 - 00:00

La Policía Judicial del Guayas (PJ-G) determinó que 4 de los 6 implicados hasta el momento en la muerte del ex comandante Jorge Gabela Bueno, de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE),  registran antecedentes penales por varios delitos, inclusive uno de ellos formó parte, por varios años, del listado de los delincuentes más buscados.

Se trata de Florencio Pedro García Basantes, quien en el momento de su detención, registrada el pasado 1 de abril, en la comunidad costera de Cerecita,  tenía en su poder una cédula de identidad falsa, con su fotografía, pero con los nombres de John Francisco Gómez Villón.

Asimismo, uno de los principales implicados en el hecho de sangre, Tonny Tyron Terán Tomalá, alias “Volante”,  quien  está prófugo de la justicia, registra una detención anterior por el robo a una distribuidora de telefonía celular.

La denuncia fue desestimada al poco tiempo por falta de impulso, tanto de la Fiscalía como de la acusación particular, pero según Ronald Tamayo, jefe de la Unidad de Delitos Mayores de la PJ-G, Terán acostumbraba a comercializar las tarjetas prepago y chips, producto del botín sustraído, en el mercado negro de la Bahía de Guayaquil.

René Astudillo,  fiscal que investiga el caso y con sede en Samborondón, indicó que los peritos del Departamento de Criminalística de la PJ-G  realizan el cotejo de la bala homicida con la pistola Taurus calibre 9 mm, de propiedad de Teófilo Omar Melendrez Cornejo,  que fue decomisada en el operativo efectuado en Cerecita; así como también de los teléfonos celulares aprehendidos a los sospechosos.

El fiscal informó que ha enviado  oficios a las empresas operadoras con el fin de recopilar la  mayor información posible y así contemplar la posibilidad de  vincular a otras personas.

Astudillo indicó que  la constante comunicación, a través de las llamadas telefónicas que  mantenían Terán  y Sánchez,   es fundamental en la resolución del caso. Explicó, también, sin dar mayores detalles para no poner sobreaviso a los antisociales,  que ese seguimiento se hizo sobre la  base de las llamadas entrantes y salientes de los teléfonos de los sospechosos. “Satelitalmente se puede ubicar el lugar de donde se origina y se recepta la llamada, así como la hora, los minutos, segundos y lugares donde se encuentran”, dijo.

Señaló que la telefónica Claro entregó las llamadas realizadas desde los  celulares de los detenidos, con lo que  se determinó la comunicación que mantenían  la madrugada del pasado 19 de diciembre, cuando Gabela recibió el disparo en su casa,   en la urbanización Tornero del Río (vía a Samborondón).

La denuncia reservada  corroboró cuáles teléfonos fueron utilizados antes del hecho y se comprobó más aún cuando se encontró el Tucson verde de Terán  y el Grand Vitara negro que conducía Sánchez  para cometer los atracos, en las inmediaciones del domicilio de la familia Gabela.

Fausto Franco, comandante general de la Policía, informó con respecto a la detención del cabo primero de Policía, Mario Orlando Mendoza Pérez, que está siendo investigado por la tenencia de un equipo celular -mas no del chip- que pertenecía a uno de los hampones.

El oficial enfatizó que la vinculación de Mendoza se dio tan solo porque tenía en su poder uno de los teléfonos que llevaba uno de los detenidos en el caso.

“Él (Mendoza) dice que lo compró -un día después del incidente- en la Bahía, pero eso hay que comprobarlo”, sostuvo Astudillo.

Sin embargo, se conoció que el uniformado está con orden de prisión preventiva por un supuesto intento de asalto a mano armada.

Después de hacerse pública la detención de  los supuestos implicados en el homicidio de  Gabela, Patricia Ochoa,  esposa del ex Comandante de la FAE, dijo que siente que hay muchas imprecisiones en el informe. Alfredo Vera, ministro del Interior, aseguró el domingo anterior que el crimen se dio como consecuencia de  un intento de robo y que los delincuentes no entraron a la casa.

Ochoa, viuda de Gabela, señaló: “En la casa no se robaron absolutamente nada, únicamente la vida de mi esposo, quien murió diez días después”.

Tanto la viuda como la hija del ex oficial y única testigo presencial del crimen, Sofía Gabela, rechazan declaraciones del Ministro, quien indicó en rueda de prensa: “Quisieron robarle a la chica (la hija de Gabela), ese era el propósito. El general Gabela salió y parece que hizo un disparo”.

Por su parte, Sofia Gabela  responde en un comunicado: “Mi papá estaba desarmado, él nunca portó un arma, quiero saber de dónde saca esa información de tercera mano, ¿qué evidencia indica que mi papá disparó un arma? Y de ser así, ¿dónde está esa misteriosa arma?”.

Sin embargo,  reconocen que la aprehensión de los presuntos autores materiales es un avance y exigieron hallar a los posibles  autores intelectuales del hecho.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: