¿Cuál es la diferencia entre alcohol etílico y alcohol metílico?

26 de octubre de 2017 08:46

Los casos de intoxicación registrados por alcohol metílico, que han dejado -hasta el momento- ocho personas muertas, alertaron a las autoridades sobre la distribución de la sustancia.
Según el Ministerio del Interior, se realizaron operativos para decomisar la bebida que se comercializaba de forma irregular. El Ministerio de Salud advirtió que se iniciaron los controles por parte de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria.

Ante esta emergencia, le explicamos cuál es la diferencia entre alcohol etílico (etanol) y alcohol metílico (metanol) y cuáles son las consecuencias por su ingesta.

Alcohol etílico: es un líquido incoloro y volátil que está presente en bebidas tras la fermentación de azúcares con levadura y luego es sometido a destilación. Dependiendo de la marca y el tipo de bebida, el etano se combina de otras sustancias químicas.

1. Hay otros procesos para obtener un etanol libre de agua, es decir alcohol puro. En este caso se aplica una mezcla con benceno o ciclohexano.
2. Esta sustancia no solo se la emplea como bebida alcohólica, también se la usa en el sector farmacéutico (desinfectantes) y en el sector de la cosmética (perfumes).
3. El exceso de consumo por etanol produce, generalmente, mareos, náuseas, vómitos, sed, dolores de cabeza y pérdida de la conciencia o sueño. Las molestias desaparecen, en promedio, en 24 horas.

Alcohol metílico: esta sustancia también es conocida como alcohol de madera o alcohol metílico. Se trata de una fórmula incolora, inflamable y tóxica que se emplea como anticongelante, disolvente y hasta como combustible.

1. Su fórmula puede ser empleada como disolvente industrial, como anticongelante en vehículos, combustible de estufas para acampar, adhesivos, tintes, entre otros.
2. Otro de los usos más frecuentes es para autos con motores de combustión interna, por lo que se considera como una sustancia altamente tóxica no apta para consumo humano.
3. Antes de que el metanol se metabolice, la persona que haya consumido esta fórmula puede presentar cuadros de depresión, síntomas de embriaguez muy similares a las que provoca el etanol.

No obstante, cuando el organismo está intoxicado se pueden observar: alteraciones de la conciencia (en casos extremos, coma), reducción de la presión arterial y taquicardia. En casos graves se presenta convulsiones e insuficiencia respiratoria. (I)

Las más leídas