Crímenes aumentan por pugnas entre bandas

- 24 de enero de 2020 - 00:00
Foto: Karla Naranjo / El Telégrafo

De los 30 asesinatos que se reportaron este 2020 en Guayaquil, Durán y Samborondón, 11 de las víctimas registraban antecedentes delictivos.

Las muertes violentas en Guayaquil, Durán y Samborondón registraron un incremento en los primeros días de 2020. En 2019, del 1 al 23 de enero se reportaron 11 casos, mientras que este año la cifra subió a 30.

Víctor Aráus, quien recientemente se posesionó como comandante zonal de la Policía, indicó que la mayoría de casos tienen relación con la violencia criminal; es decir por venganza, ajuste de cuentas, disputa de territorios, entre otros.

“Son personas que pertenecen a organizaciones delictivas que se enfrentan. Es muy complejo de prevenir este tipo de delitos, pero estamos trabajando en la identificación de estructuras para desarticularlas y evitar los enfrentamientos entre ellos”.

De acuerdo con información del Departamento de Análisis de Información del Delito del Ministerio de Gobierno, 11 víctimas tenían antecedentes penales.

El año anterior la situación fue similar. De 276 casos en la Zona 8 que ocurrieron en 2019, el 79% (218) fueron por violencia criminal.

Además el 40,79% (112) de los fallecidos tenía prontuario delictivo. Esta cifra fue dada a conocer en entrevistas anteriores por Ramiro Ortega, quien era jefe de la jurisdicción.

Patricio Carrillo, comandante General de la Policía, reconoció la preocupación por el aumento de muertes violentas. “Todavía existen redes de violencia que generan estos hechos. Estamos construyendo una estrategia para reducir estos mercados y economías ilegales”.

Agregó que el control no es suficiente, sino que también se requiere más civismo y ciudadanos ajustados a las normas.

Muerte por robo

Una de las últimas muertes violentas fue la de un taxista informal, identificado como Álex Vargas, de 44 años. En este caso Aráus descartó que la víctima perteneciera a una organización delictiva e informó que este caso se dio durante un robo.

La víctima hacía una carrera a un individuo que lo guió hasta un callejón sin salida en el Guasmo, en el sur de Guayaquil. Ahí le exigió que le entregara sus pertenencias y lo hirió con un arma blanca.

El criminal escapó, el conductor salió herido del vehículo y perdió sus signos vitales tendido en la calle, a dos cuadras del vehículo que alquilaba para trabajar.

El autor del crimen sería un microexpendedor y consumidor de drogas del sector, quien además roba.

Estela, tía de la víctima, manifestó que Álex deja tres hijos huérfanos. “La justicia debe hacer algo para que ya no existan más casos, ni tampoco impunidad”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP