El contrabando de cigarrillos en Ecuador alcanza el 72.4%

- 27 de mayo de 2020 - 17:04
El 68,8% de cigarrillos ilegales vienen del Asia y en particular de China, no generan impuestos ni cumplen con los requisitos de ley.
Imagen referencial

El último estudio realizado por la firma independiente MS Intelligence muestra que, a diciembre de 2019, el contrabando de cigarrillos en Ecuador alcanzó su máximo histórico de 72.4%.

Los datos demuestran que el comercio ilícito de cigarrillos viene creciendo año tras año y se toma las calles del país, trasladando el consumo legal al ilegal, como consecuencia del alto diferencial de precios que existen entre ambos productos, a consecuencia de la carga tributaria a los cigarrillos en el Ecuador.

Actualmente, menos de un 30% del mercado total de cigarrillos paga impuestos y cumple con los requisitos de la ley.

Carlos Guzman, vicepresidente de Philip Morris International para los Países Andinos, expresa que el contrabando del producto "es un mal que afecta a buena parte de nuestros países. En el caso de Ecuador hay razones de muchas índoles, como lo estructural, lo macreoeconómico, entre otras".

El especialista indicó que entre los principales motivos está el alza de impuestos como el ICE (Impuesto a los Consumos Especiales). "Esos aumentos se traducen en una alza en el contrabando. En la actualidad, en promedio una cajetilla de cigarrillos puede costar $ en el mercado, mientras que al ilícito se la puede conseguir en $ 0,60 centavos".

El contrabando de cigarrillos en Ecuador alcanza el 72.4%.
Carlos Guzman, vicepresidente de Philip Morris International para los Países Andinos, en entrevista vía ZOOM para EL TELÉGRAFO. Foto: Captura de video

Guzmán recordó que "hace unos años (antes de los aumentos al ICE) el contrabando era del 5% en Ecuador y en la actualidad bordeamos el 72%". Acotó que el ingreso irregular del producto se da principalmente de China, con un 30% y de países cercanos como Colombia, con un 19%.

El director de Philip Morris International explica que detrás del contrabando de cigarrillos hay negocios muy grandes, que no son artesanales. "Hay capitales extranjeros. Contra el contrabando de cigarrillos no gana nadie, sino los delincuentes. El país no gana, el Estado no gana. En los últimos cinco años, el gobierno ha deja de percibir cerca de $ 800 millones en impuestos. Al cierre de 2020, Ecuador habrá dejado de percibir $ 200 millones, solo por un año".

El sector privado también también se ve afectado con este mal. Guzmán indicó que Philip Morris International y sus filiales en Ecuador (ITABSA, TANASA y PROESA) bajaron en un 64% sus ventas en los últimos cinco años "y esto es un efecto dominó".

Para Guzmán, el que la Asamblea Nacional dé trámite y analice el proyecto de Ley Orgánica para la Prevención y Combate del Contrabando y Defraudación Aduanera de Mercancías es un gran paso para cortar el ingreso irregular de cigarrillos al país.

Acotó que como empresa privada dan asesoría a los gobiernos regionales para hacer un trabajo en conjunto para combatir el contrabando. "Somos conscientes que este es un mal transfronterizo y que debemos acabarlo".

Cigarrillos

A nivel mundial, el consumo de cigarrillos ha venido decreciendo anualmente, gracias a los esfuerzos legítimos de las distintas autoridades de salud; sin embargo, la situación en Ecuador parece ser otra y va contravía de la tendencia mundial.

Al tomar los datos de la medición de MS Intelligence, junto con los de la industria formal, se percibe que el consumo total de cigarrillos en el país ha incrementado, llegando a los mismos niveles de consumo del 2011, cuando el contrabando era casi inexistente y la carga impositiva a cigarrillos era significativamente menor a la actual.

Incluso, las cifras demuestran que, hasta el 2015, el consumo total de cigarrillos en el país sí estaba disminuyendo, cumpliéndose así el objetivo de salud pública que busca desincentivar el consumo.

“No solo estamos hablando de productos que se comercializan a precios muy bajos y de manera informal en todas las calles del país, sino también de productos que están siendo mucho más accesibles a todos los fumadores, incluso a audiencias que nunca deberían tener acceso a ellos, como lo son los menores de edad” afirma Guzmán.

Adicionalmente, estos productos están siendo comercializados sin cumplir con los requisitos de ley que rigen sobre los mismos, como es por ejemplo el uso de advertencias sanitarias en su empaquetado.

La nueva cifra de incidencia de 72,4% demuestra cómo en apenas 4 años, el contrabando de cigarrillos en el país incrementó más del 50% e inclusive, en algunas ciudades del país se percibe una incidencia mayor, como es el caso de Quevedo (90%) y Durán (85%), además de las dos ciudades fronterizas Ibarra (87%) y Machala (80%).

Finalmente, el estudio destaca que el 68,8% de cigarrillos ilegales vienen del Asia y en particular de China. Estas marcas se comercializan a precios tan bajos como $1.20 la cajetilla de 20 unidades, cuando el precio promedio de una cajetilla legal que genera todos los impuestos de ley es de $5.

“Desde Philip Morris International y sus filiales ITABSA, TANASA y PROESA en Ecuador, vemos con gran preocupación la incidencia del mercado ilegal de cigarrillos, teniendo en cuenta que el aumento del consumo va en contravía de nuestra política internacional: si las personas no fuman, no deben empezar; si fuman, deben dejar de hacerlo; y si definitivamente no desean dejar de fumar, deben cambiar a productos que entreguen nicotina, pero que demuestren que científicamente tienen un riesgo inferior en la salud, en comparación con el del cigarrillo” afirma Guzmán. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP