Colombia reanudará fumigaciones con glifosato

El presidente de ese país, Juan Manuel Santos, señaló que se utilizarán drones para las aspersiones del químico, lo cual para las autoridades del Ministerio de Defensa Nacional es 99% seguro. La estrategia está lista para ser usada.
27 de junio de 2018 00:00

Colombia reanudará las aspersiones con glifosato y para ello utilizará drones tras el incremento récord de narcocultivos denunciado en vísperas por el Gobierno de Estados Unidos. Así lo anunció este martes 26 de junio el presidente saliente de ese país, Juan Manuel Santos.

“Se han hecho una serie de planes pilotos (con drones y el herbicida) que le han dado pie a los ministerios de Salud y de Medio Ambiente para decir que cumple con las condiciones de salud y de medio ambiente para poderlas autorizar”, afirmó el mandatario desde la presidencial Casa de Nariño.

El anuncio de Santos lo realizó durante la rendición de cuentas del sector de Defensa, en Bogotá.

Sin embargo, para el presidente colombiano el cultivo de coca tendrá un incremento menor del que se esperaba. “Eso es coyuntural. Lo importante es tener una estrategia y por primera vez se tiene algo viable y efectivo para poder combatir este flagelo con mayor eficacia”.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, defendió la labor de Colombia en la lucha contra el narcotráfico.

“Un gobierno que en dos años erradica 120.000 hectáreas con la fuerza pública, no es un gobierno que tenga que salir vergonzante por el mundo recibiendo críticas sobre su voluntad para luchar contra el narcotráfico”.

Villegas señaló que “todas las metas que le han entregado a la fuerza pública en materia de lucha contra los cultivos ilícitos han sido cumplidas” y que “las cifras oficiales para Colombia no son las del departamento de Estado (EE.UU.), sino de las Naciones Unidas que van a salir en dos o tres semanas”.

Sobre las fumigaciones con drones, el ministro de Defensa colombiano se mostró seguro de que la propuesta sea aprobada por el Consejo Nacional de Estupefacientes.

Ante esta posibilidad, este miércoles 27 de junio entrarían en funcionamiento 10 de esos drones en las zonas del país con mayor presencia de cultivos ilícitos.

El funcionario reveló que la efectividad de los drones está comprobada el 99% y solo se requieren ocho personas para su operación; además, la concentración de glifosato puro es de 2,5 litros por cada 10 y el costo estimado por hora es de $ 600.000.

En 2008, las fumigaciones con glifosato en la frontera con Ecuador generaron un conflicto. El Gobierno ecuatoriano demandó a Colombia ante la Corte Internacional de Justicia en La Haya por las fumigaciones con el químico entre 2000 y 2007.

En la demanda Ecuador pidió que se declare a Colombia como un Estado violador de la soberanía ecuatoriana y de los principios del derecho internacional.

Además, que se ordena a Colombia que suspenda las aspersiones en 10 kilómetros con la frontera con Ecuador y se le ordene reparar los daños causados a la población y al medio ambiente.

En 2013, para evitar el pronunciamiento del Tribunal Internacional, los gobiernos de ambos países llegaron a un acuerdo amistoso, en el cual Colombia se comprometió a crear una zona de exclusión en la frontera con Ecuador donde no se ejecutarían las aspersiones.

Asimismo, el Gobierno colombiano ofreció indemnizar con $ 15’000.000 a los afectados.

Un Ecuador libre de drogas
Mientras tanto, la Asamblea recordó el Día Internacional de la lucha contra el tráfico ilícito y el uso indebido de sustancias sujetas a fiscalización con la feria temática “Ecuador libre de drogas”.

El grupo parlamentario para la prevención y tratamiento integral del fenómeno de las drogas en Ecuador organizó este 26 de junio el evento temático, en la Plaza Juan Montalvo, en Quito.

La actividad se hizo con la finalidad de generar un espacio de discusión incluyente y diverso que permita analizar la problemática del consumo de estupefacientes y las vías para su prevención. (I)

-------------------------

450.000 personas mueren por consumo

Unas 450.000 personas murieron por el consumo de drogas en 2015, el 60% más que en 2000, informó a EFE la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onudd) con los datos más actualizados de que dispone. Las drogas más letales son las derivadas del opio, entre ellas la heroína o la morfina, así como sus sucedáneos sintéticos, como el fentanilo, que causan el 76% de los fallecimientos, indica el Informe Mundial sobre Drogas difundido este martes 26 de junio en Viena.

El consumo no médico de opioides que se obtienen con receta -ya sea de forma legal o ilegal- se “está convirtiendo en una gran amenaza para la salud pública en el mundo”, advierte el informe.

La Onudd recuerda que solo en Estados Unidos las sobredosis causaron 63.000 muertes en 2016, en gran medida debido al consumo por vía intravenosa de derivados del opio y opioides sintéticos usados como tranquilizantes o analgésicos.

La ONU alerta que el tramadol se extiende a países del Norte de África y Oriente Medio que no cuentan con recursos para afrontar la situación ni para ofrecer tratamiento ni catalogar las muertes causadas por esta sustancia elaborada en el mercado negro. El incremento de las muertes en los últimos años se debe, en parte, al cultivo y producción récord de opio en Afganistán y al consumo de derivados sintéticos de la morfina o la heroína, apuntan los expertos de la ONU.

El número de personas en el mundo que consumen drogas al menos una vez al año se mantuvo estable en 2016, con alrededor de 275 millones, que significa el 5,6% de la población mundial de entre 15 y 64 años.

De esa cifra, 31 millones corresponden a los consumidores más vulnerables, ya que su drogadicción les causa problemas al punto de que requieren tratamiento y asistencia médica. La marihuana es la más consumida con 192 millones de usuarios. En Ecuador, cinco médicos y una asambleísta discutieron la eliminación de la tabla para regular el consumo de drogas y el uso medicinal de la marihuana o cannabis.

Poly Ugarte, legisladora del Partido Social Cristiano (PSC), reveló la existencia de 400.000 personas narcodependientes, según un estudio realizado por la especialista Dana Donadonibus.

Ugarte dijo que la doctora evidenció in situ el problema que el consumo de la droga “h” provocó en niños y adolescentes en la zona marginal del noroeste de Guayaquil. El doctor Rómulo Bermeo, especialista en adicciones, dijo que el impacto de la tabla de consumo en Ecuador fue negativo. (I)

Los sembríos ilícitos serán exterminados con la fumigación de glifosato. Hasta el año pasado en Colombia había 190.000 hectáreas de cultivo de cocaína, es un evidente incremento desde 2015.
Foto: EFE
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado