Se cumplió castigo a dos hermanos que hurtaron bicicletas a extranjeras

- 29 de agosto de 2019 - 11:12
Con agua y ortiga se castigó a los jóvenes que hurtaron las bicicletas de las extranjeras.
Foto: Captura de video

Los hermanos Jaime y César Ch.quienes robaron las bicicletas a dos ciudadanas extranjeras, fueron castigados este jueves 29 de agosto del 2019 en la plaza central de la parroquia Salinas del cantón Guaranda, en la provincia de Bolívar. El castigo corresponde a la justicia indígena a la que fueron condenados los jóvenes. 

En la ceremonia, las autoridades del Cabildo Matiavi-Salinas recordaron que la sentencia, por el delito de hurto, también señala 30 horas de trabajo comunitario y $ 200, una parte para las extranjeras y otra para la comunidad. 

 Los padres de Jaime y César Ch. y un grupo de mujeres de la comunidad ejecutaron el castigo con ortiga y agua fría, como es el procedimiento del ajusticiamiento indígena. 

Manuel Chiza, presidente cabildo de Matiavi-Salinas, dijo que el propósito es que los jóvenes se reintegren a la comunidad, así como advertencia para otros habitantes, que no piensen en cometer delitos. 

"El agua significa de purificación, recarga de energías, limpieza, salud, una cuestión simbólica", explicaban por un micrófono mientras se ejecutaba el castigo. Luego, los hermanos pidieron disculpas a la alemana Annika Karesart y a la polaca María Garus.

En la ceremonia, las extranjeras dijeron que recordarán Salinas de otra manera, "como una comunidad que ayudó muchísimo en buscar nuestras bicicletas". Destacaron también la amabilidad de sus pobladores. Ahora- dijeron- podrán continuar su travesía.

El jueves, la Policía informó de la recuperación de los objetos sustraídos. También divulgó un video de Karesart y Garus agradeciendo el trabajo de las autoridades. 

El Ministerio de Turismo indicó que el trabajo es el resultado de la aplicación del Plan Integral de Asistencia al Turista (PIAT) en la que participan entidades del Estado como el Ministerio de Gobierno.

Añadió que dio seguimiento en el proceso de la denuncia ante la Fiscalía General del Estado. De la misma forma, se gestionó la alimentación y alojamiento para las ciclistas.

El hurto de las bicicletas fue confesado por los jóvenes el sábado 24 de agosto, en una asamblea extraordinaria. Allí dijeron que escondieron las bicicletas en un pozo séptico cavado en el sector de la Cascada del Búho

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: