Cargamento de droga se ocultó en pescado

06 de abril de 2011 - 00:00

El ingenio utilizado  por los narcotraficantes  para camuflar la droga y  evadir los controles policiales no tiene límites. Es tal la situación que en un nuevo cargamento de estupefacientes intentó ser enviado al extranjero -desde el puerto marítimo de Guayaquil- en un lote de lomos de atún congelado.

La sustancia ilícita  fue identificada  el pasado sábado luego de que personal de la Unidad de Antinarcóticos del Guayas inspeccionara el contenedor perteneciente al exportador Pescado Fresco del Mar CIA. LTDA (Pefrescomar), el cual iba a salir del país en una embarcación con destino a Valencia-España.

El total de la droga incautada en este operativo fue de 795.800 kilogramos de cocaína.  “Con el decomiso de esta carga, se logró evitar que llegue  más de 1 millón de dosis a la juventud... se estima que en España cada kilo está valorado en unos 40 mil dólares”,  explicó el coronel Freddy Ramos, jefe de Antinarcóticos, quien reveló   que al perforar uno de los bloques de lomo de   atún precocido y congelado se encontró un polvo blanquecino en su interior. “La forma del camuflaje nos lleva a determinar que fue realizado en la misma planta”.

El agente  se refirió a que cada bloque estaba empaquetado con capas de diferentes materiales: una  envoltura de cera, papel carbón (para evitar ser detectados por los rayos x) y la pulpa del atún.     

El fiscal antinarcóticos de Manta, José Garzón, indicó que incluso los agentes encontraron  estuches congelados con láminas de aluminio para evitar que fueran detectados por los perros antidrogas.

El camuflaje es utilizado, dijo, para tratar de evitar el control,  ya que es una  forma de distraer el olfato del can.  
A esto se suma, según el coronel Ramos,  lo comprometido que es para los agentes  el decidirse a abrir la carga congelada. “Hay un riesgo (en caso de no encontrar nada ilícito),  ya que al abrir la mercancía, se la echaría  a perder”, acotó.

En este aspecto, el jefe de la Unidad Antinarcóticos del puerto marítimo, Iván Ayala,  dijo que cuando el can da alguna señal de alerta se abre el producto para verificar la anomalía. “Por lo general estas organizaciones tratan de buscar las mejores formas para que los canes no den las señales de alerta”.

Un detenido en la operación 

En esta operación, denominada “Fortaleza”, existe un detenido identificado como Carlos Alberto Cevallos Flor, quien habría sido el representante del exportador.

En la ciudad de Manta se procedió a realizar tres allanamientos, tanto en la compañía Pefrescomar como en las bodegas de la misma  y en el inmueble donde residiría el presidente  de la compañía: Francisco Javier Cacabelos Lois, de nacionalidad española (prófugo).

Ramos señaló  que este ciudadano extranjero, al ser empresario,  tiene varios movimientos migratorios, es decir que tiene frecuentes registros de  ingreso y salida del país.

El oficial dijo  que también son buscados    el español Servando Cacabelos Rodríguez, quien se desempeñaba como gerente de la compañía,  y la ecuatoriana Ana María Delgado, que tiene el cargo de gerente de exportaciones.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: