Ecuador, 23 de Mayo de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Una sustancia respalda la utilización del cannabis

El cannabis se cultiva hace más de 4.000 años. Crece en todo el planeta y se usó en la medicina hasta avanzado el siglo XX, en la década del 60, por el químico israelí Raphael Mechoulam.

Se sabe que en su estructura dominan dos principios activos: el tetrahidrocannabinol (THC), con efecto psicotrópico, y el cannabidiol (CBD), que no es psicoactivo y atesora aplicaciones terapéuticas.

En la actualidad, la doctora Karina Jouve explica que dicho elemento sirve como medicina paliativa. Esto significa que va dirigida para personas que estén enfrentando una enfermedad degenerativa y dolorosa. Entre ellas, pacientes con párkinson, epilepsia, cáncer, fibromialgia,  dolor crónico y otras.

Sin embargo -aclara- no es para curar, sino para tratar la afección y tener una mejor calidad de vida. “La dosis ingerida dependerá del paciente y de su sistema endocannabinoide”.

Las propiedades de la planta sirven para aliviar el dolor, detalla el reumatólogo Carlos Encalada. Él la emplea en casos de artrosis y enfermedades inflamatorias musculares como la fibromialgia.

El galeno cuenta que hay medicamentos convencionales para lo mismo; sin embargo, es necesaria cuando la afección se vuelve refractaria, es decir hay una falta de respuesta terapéutica con medicina convencional. “La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), de Estados Unidos, ya aprobó el CBD para epilepsia refractaria”.

El cannabis -opina- tiene pocos efectos colaterales frente a tratamientos terapéutico y químico tradicionales. No obstante, aclara que al momento no hay estudios que determinen la dosis exacta que se tiene que consumir por persona. Sin embargo, hay galenos como el oncólogo Francisco Plaza, quien considera que el cannabis no es la panacea.

Para el especialista, el país no necesitaba la aprobación de su uso en el Código Orgánico Integral Penal, ya que la única parte que puede aprovecharse es el THC, que tiene un efecto analgésico. “Creo que existen mejores medicamentos en el mercado”.

Él advierte que una persona que nunca ha consumido cannabis puede tener efectos negativos serios. “Todo depende de la sensibilidad del paciente”.

Sobre este tema, en febrero de 2019 la Organización Mundial de la Salud (OMS) solicitó que se eliminara la marihuana (así como la resina de cannabis) de la Lista IV, la categoría más restrictiva de la convención sobre drogas de 1961. En esta categoría están las sustancias que se consideran particularmente dañinas y con beneficios médicos limitados.

La entidad mundial propuso a la Organización de las Naciones Unidas incluir una nota al pie que diga que los preparados que contengan CBD y no más del 0,2% de THC no estén bajo control internacional. (I)

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media