Autor de múltiple crimen, a prisión por 34 años 8 meses

- 17 de noviembre de 2017 - 00:00
El sospechoso observaba la sala en la que estaban los cuerpos de su esposa e hijos, en la casa que vivían en el sector Las Malvinas, Guayaquil.
William Orellana / et

Evelyn Méndez y sus cuatro hijos, de entre 3 y 12 años, fueron encontrados muertos dentro de su casa al amanecer del 29 de noviembre de 2016.  Poco antes de que se cumpliera un año de este múltiple crimen, el autor, identificado, fue sentenciado a 34 años y ocho meses de prisión por asesinato.

El hombre identificado como Alberto Jalón, quien tenía 37 años, era el esposo y padre de los menores.

Jacqueline Veira Rodríguez, abogada del Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (Cepam) y representante de la familia de las víctimas, se mostró insatisfecha porque esperaban que Jalón fuera sentenciado a la máxima pena de 40 años.

Además porque “se invisibilizó la violencia de género inmersa en el hecho, pues aparte de los asesinatos hubo un femicidio. Ahí hubo concurrencia de delitos y se logró una sentencia mayor, por eso apelaremos”.

La jurista manifestó que hubo pruebas de los celos y el excesivo control del victimario con su pareja. “Él creía que el último hijo, de 3 años, no era de él, sino producto de una infidelidad y le reclamaba el porqué lo quería más. Los peritos determinaron que contra él hubo mayor saña”.

En referencia a los supuestos trastornos mentales del acusado, Veira informó que durante la investigación no se hallaron historias clínicas que lo evidenciaran ni en el Instituto de Neurociencias ni en el Seguro Social.

Durante el juicio, Jalón se mantuvo tranquilo. “Él no aceptó su culpabilidad, se acogió al derecho del silencio, pero en un momento dijo que no quería recordar lo hecho”.

La abogada lamentó que en el hogar de las víctimas y alrededor estaba naturalizada la violencia. “Los familiares decían que ellos eran aparentemente felices, pero aceptaron que había un excesivo control. Que siempre llamaba a constatar si ella estaba en los lugares que decía. También reconocieron que los niños eran diferentes cuando él no estaba. Le temían”.

La sentencia dictada por el Tribunal de Garantías Penales de Guayas contempló además una reparación integral de $ 100.000 y una multa de 1.500  salarios básicos del trabajador. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: