Otra auditoría amplió monto del análisis a $ 58 millones

- 15 de octubre de 2018 - 00:00

En el informe de Contraloría DA1-0012-2010 se detallan las anomalías detectadas en las importaciones de fertilizantes y harina, así como de la compra y comercialización de arroz y maíz realizadas por el ex BNF (hoy BanEcuador) en 2008.

Analizó las importaciones y compras realizadas en el periodo del 1 de marzo de 2007 al 31 de julio de 2008. Los montos utilizados que en realidad serían $ 58 millones y no $ 20,6 millones como consta en el primer informe de Contraloría.

Este segundo informe aprobado, de 63 páginas, tiene 15 observaciones. Allí se evidencian: irregularidades en los procesos de importación, almacenamiento, comercialización y transporte de productos adquiridos por el ex BNF.

Se determina que la documentación y el sustento de las operaciones administrativas y financieras no son íntegras, confiables y exactas. Además hay documentos sin legalizar y sin firmas de funcionarios responsables de la entrega y su recepción.

Incluso establece que no se planificó el arrendamiento de bodegas para almacenar los productos, por lo que permanecieron sin utilización y otros en lugares no adecuados.

Además, durante este periodo se contrató y designó personal para  la ejecución de procesos de compras y comercialización de productos sin determinar el perfil profesional de acuerdo con las funciones a cumplir.

En cuanto al procedimiento para la adquisición de urea, Contraloría dijo: “Se realizó un concurso de ofertas para la adquisición de 150.000 toneladas métricas de urea sin cumplir procedimientos establecidos en la codificación de la ley de contratación pública y reglamento”. Es decir que se adjudicó de forma directa la compra del fertilizante sin observar lo que establece el marco legal para el sector público.

Sobre la compra de arroz, el informe dice que se suscribieron 23 contratos con dos proveedores a $ 28 el quintal, sin que exista evidencia de cómo se los seleccionó.

Las compras las autorizó el Directorio de esa época del BNF. Para ello se suscribió, a través de la Bolsa Privada de Productos, contratos por un total de $4’446.000.000.

Se observó que la distribución de arroz no se destinó a los sectores más desprotegidos del país, sino que se benefició a sectores no considerados en este grupo, como asociaciones de entidades públicas, municipios y empresas que colaboraban con el gobierno (de Rafael Correa).

Se vendió el arroz a $ 8 y $ 10 el quintal, cuando el precio establecido era $ 25, con autorización del asesor de la Presidencia del Directorio del BNF, porque supuestamente el arroz estaba contaminado con gorgojo, sin que para el efecto exista algún informe que demuestre aquello.

La auditoría también determinó que no se realizó una inscripción de la calidad sanitaria e industrial de la harina de trigo importada, además de los respectivos controles de calidad a los fertilizantes importados.

Otra presunta irregularidad se detectó en la desaduanización de los productos, pues se entregó al agente afianzado de aduanas anticipos para cada embarque, sin que estos estén respaldados por un contrato.

Todas estas anomalías recaerían sobre los funcionarios de esa época, lo que podría configurar un posible delito de peculado que aún debe ser investigado por la Fiscalía. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: