Afectados por constructora aún esperan incautación

14 de septiembre de 2013 - 00:00

Los cientos de perjudicados por la empresa Unión Constructora tienen aún un largo camino por recorrer para la devolución de su dinero.

Luego del dictamen emitido el jueves pasado por el Tribunal Quinto de Garantías Penales, en donde se declaró culpables por el delito de estafa masiva a Juan P. y su esposa Yadira T., ambos directivos y accionistas de la empresa Unión Constructora, ubicada al norte de Quito, los afectados exigen desesperadamente el dinero que depositaron para adquirir sus viviendas.

Por esa razón, el abogado y representante de los perjudicados, William Aguaguiña,  anunció que el próximo   lunes realizará otra demanda en contra de los inculpados, esta vez por enriquecimiento ilícito, con la finalidad de que se incauten los bienes de la compañía para así devolver el dinero de las familias que confiaron en la empresa de construcción que les ofreció una residencia y no cumplió.

Se debe esperar el peritaje de los bienes inmuebles de la empresa, para ver
si devuelven el dinero
Alexandra Valencia, perjudicada por la empresa, manifestó que no es justo que personas inescrupulosas se burlen  de los sueños de las familias por tener una vivienda.  Al  comentar las irregularidades que se dieron en el proceso de comercialización de Unión Constructora, señaló que “cuando me dijeron que mi casa ya estaba lista, fuimos, y otra familia ya estaba habitando ahí”.

La afectada señaló  que, al parecer, la empresa vendía una misma casa a varias personas y que ni siquiera tenían los permisos municipales para construir.

Aunque en la audiencia del jueves se expuso que los perjudicados serían 1.491 personas, por un valor de 8 millones de dólares, de acuerdo con la fiscal Ruth Castillo en los peritajes informáticos se reveló que podrían ser más de 6.000 los afectados, y que los ingresos recibidos por la empresa Unión Constructora podrían llegar a casi $45000.000.

Esa cantidad se justificaría entre los $130 que recibía la compañía  en efectivo para la inscripción, las cuotas que pagaban y el 30% del valor de la vivienda que debían entregar los adquirientes.  

Para el abogado defensor, Juan Guamba, la supuesta cantidad de $45000.000 es un valor “descabellado”, y que no ha sido probado en el juicio. Afirmó que se procederá a la venta de los bienes inmuebles del patrimonio de Unión Constructora, con la finalidad de reembolsar el dinero. “Se exigió un peritaje técnico de 32 bienes, valorados en 8 millones de dólares”, aseguró.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP