Bus que se accidentó en Conocoto tenía todos los documentos en regla

El volcamiento de una unidad de la cooperativa Los Chillos dejó 42 víctimas: cinco muertos, cinco heridos en estado crítico y 32 personas con lesiones entre leves y moderadas. El exceso de velocidad y pasajeros sería la causa.
15 de diciembre de 2018 00:00

Jorge Valencia fue uno de los 32 pasajeros que sufrió lesiones leves a causa del volcamiento de un bus de la cooperativa Los Chillos ocurrido este viernes 14 de diciembre, a las 07:00, en la parroquia quiteña Conocoto (suroriente).

Otras cinco personas quedaron en estado crítico y cinco ocupantes, incluido el conductor, murieron, según el balance del Cuerpo de Bomberos de la capital.

El hombre, que abordó la unidad 051 en el Quicentro Sur (sector Quitumbe) y se dirigía a Sangolquí (capital de Rumiñahui), atribuyó el accidente a la velocidad que se desplazaba el vehículo.

Valencia, quien solo tuvo pequeños cortes en el codo izquierdo, comentó que el carro “se repletó a la altura del barrio La Argelia y cuando bajaba por la av. Princesa Toa no respondieron los frenos”.

De acuerdo con la víctima, durante el descenso sin control del transporte por los sectores Chachas y El Chamizal golpeó varios vehículos (siete, según algunas fuentes) hasta voltearse y finalmente estrellarse contra un poste y el cerramiento de una casa del barrio 6 de Diciembre.

Los habitantes de la zona en que ocurrió el siniestro responsabilizaron del hecho a las autoridades.

Fernando Maldonado, quien habita en el conjunto anterior a la vivienda afectada, aseguró que la vía tuvo problemas desde su construcción.

Añadió que hicieron sugerencias, pero que estas no han sido escuchadas. Puso como ejemplo la petición de que se extienda la barrera de seguridad ubicada en la curva anterior al lugar donde terminó este viernes el bus.

Otra vecina, Rita Checa, dijo que la unidad de la cooperativa Los Chillos “no es el primer carro al que se le van los frenos en la av. Princesa Toa”.

Según la mujer, tres o cuatro casos ocurrieron el último año. Checa pidió que se prohíba que el transporte de pasajeros circule por esa vía. O en su defecto -indicó- que se coloquen rompevelocidades o algún otro elemento de seguridad vial.

Jorge Ramírez, coordinador general de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), señaló que las características de la ruta permiten la circulación de todo tipo de vehículos para pasajeros.

Y que por dichas condiciones únicamente está prohibido el paso de automotores pesados y extrapesados.

Respecto a la posibilidad de establecer rompevelocidades en la vía, el funcionario apuntó que para hacerlo se necesitan análisis profundos.

Juan Pazos, de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), informó que la unidad accidentada ayer contaba con todos sus documentos en regla. “Había pasado hace poco la Revisión Técnica Vehicular (RTV), estaba matriculado y tenía los permisos de operación y circulación”.

En tanto, María Taboada, familiar de miembros de la cooperativa de transporte, defendió el trabajo de choferes y controladores. “Solo hacen lo que les piden para cumplir con los horarios que les fijan”. (I)

Las más leídas