Embarazada sufrió abuso sexual en bus

- 07 de junio de 2018 - 18:18
Ilustración: El Telégrafo

Un delito de este tipo, según el Código Orgánico Integral Penal (COIP), tiene una sanción que va de tres a cinco años de privación de la libertad.

Carolina iba de pie en el articulado de la Metrovía. Ella tomó el bus en la parada del Fuerte Militar Huancavilca, en el norte de Guayaquil, y nadie le cedió el asiento pese a su embarazo y que llevaba a una niña de la mano.

Eran las 09:00 y el bus circulaba lleno por las estaciones de la vía a Daule.

De repente la joven, de 24 años, sintió que alguien se apegó mucho a su espalda. En ese momento pensó que era producto de la multitud, así que se acomodó de otra manera para huir de la incómoda situación.

La cantidad de personas en el vehículo disminuyó; sin embargo, el hombre volvía a arrimársele. Fastidiada del roce, Carolina se viró con su codo levantado y lo apartó.

Los pasajeros que estaban cerca se dieron cuenta de que el individuo tenía su miembro viril afuera del pantalón.

Un ciudadano se acercó y le gritó: “¡oye, cómo le vas a hacer eso a la señora!”, y luego le dio un golpe en la cara.

El relato consta en la denuncia que Carolina asentó -la mañana del miércoles- en la Fiscalía de Guayas, del centro comercial Albán Borja.

En el documento consta que ella le reclamó a su acosador y él le respondió: “qué culpa tengo yo de que se me haya salido...”.

La persona que le dio la cachetada llamó al Servicio Integrado de Seguridad ECU-911 y la Policía llegó y lo detuvo en la parada cercana a Fedenador.

“Me da rabia, porque si esto me lo hace a mí, se lo puede hacer a muchas otras chicas”, expresó la víctima.

El sospechoso fue identificado como Leonardo Luis B. M. El fiscal Víctor González, de la Unidad con Competencia en Delitos Flagrantes, informó que la conducta del ciudadano se encuadra en el delito de abuso sexual, tipificado en el artículo 170 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

La normativa establece una sanción de 3 a 5 años de privación de libertad para quien en contra de la voluntad ejecute u obligue a ejecutar un acto de naturaleza sexual sin que exista penetración o acceso carnal.

De acuerdo con un estudio elaborado en 2016, por la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol), en Guayaquil el 62% de mujeres indica haber vivido alguna experiencia o vivencia de acoso sexual, más que nada en la Metrovía.

El acoso no solo ocurre dentro de los buses. El 20 de mayo pasado una mujer denunció que esperaba un bus cuando un hombre le enseñó las partes íntimas y le pidió que se fuera con él. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: