Todo indica que Valencia no estará ante Venezuela

06 de julio de 2011 - 00:00

Cojeando, así abandonó ayer Antonio Valencia el Hotel de Campo, ubicado dentro del reducto de Colón, aproximadamente a las 11:00 hora santafesina (dos menos en Ecuador). El extremo del Manchester United, que quedó prácticamente “out” durante los primeros minutos del partido ante Paraguay, debido a una entrada de atrás, fue uno de los primeros en abordar el “Flecha Bus” en el que se transporta la selección.

En media hora todos estuvieron arriba del “micro” y abandonaron las instalaciones, dando paso a la delegación argentina, con todo y el mejor jugador del mundo incluido: Lionel Messi.

A las 12:00 arribaron al hotel Río Grande, ubicado en el centro comercial y financiero de Santa Fe, sobre la calle San Gerónimo 2580, y otra vez el “Toño” caminó mostrando serias dificultades. No podía asentar su pierna izquierda. El resto del combinado se bajó rápidamente y el personal de utilería se encargó de cargar las maletas más pesadas.

Sobre la lesión de Valencia, el médico de la selección, Patricio Maldonado, señaló que no puede decir si el volante está descartado o no para el partido ante Venezuela el sábado. “En estos momentos no les puedo decir si está descartado o no, pero lo que sí les puedo asegurar es que no lo vamos a arriesgar”, expresó.

Maldonado indicó, además, que ya se le envió un informe al Manchester United. “Solo el tiempo y cómo se dé la evolución de la lesión determinarán si llega o no, por lo pronto solo les puedo decir que aún tiene dolor y eso es lo que nos preocupa”, dijo el galeno antes del entrenamiento que la Tricolor realizó en el complejo de Colón, ayer por la tarde.

De su parte, Tony Ocampo, fisiatra de la “Tri”, también habló acerca del caso de Valencia.

“Es dífícil que Valencia esté ante Venezuela el sábado, pero la verdad es que ya está mucho mejor, el proceso inflamatorio ha disminuído bastante desde la noche de la contusión. Ayer (lunes) se le sacó una radiografía y no se ha movido la osteosíntesis (placa) donde tuvo la fractura anterior (en el tobillo izquierdo). La lesión es casi en el mismo lugar de la pasada, solo que no produjo ningún daño óseo, solo es muscular; hay líquido, hay un hematoma, por eso tenemos que esperar que se reabsorba”, manifestó.

Ocampo también se refirió a la lesión del portero Marcelo Elizaga en la rodilla derecha. “Lo del ‘Polaco’ es una contusión, es una lesión ósea  y una bursitis, que lo aqueja desde el partido entre el Quito-Manta (19 de junio pasado). Producto del golpe en la rodilla, el líquido se le ha derramado, pero está evolucionando bien”, afirmó.

La Policía de la provincia de Santa Fe organizó un gran operativo que acompañó a la Tricolor durante todo el recorrido. Al llegar al destino final, aproximadamente 6 carros copados de gendarmes, además de 6 uniformados motorizados, acordonaron el lugar para que la selección nacional se sintiese segura.

Uno que otro hincha ecuatoriano logró tomarse fotos con los jugadores. Uno de los más requeridos fue Geovanny Nazareno, quien gustoso aceptó los requerimientos de los más pequeños. Muchos no quisieron hablar y  con  sus oídos cubiertos con grandes audífonos  pasaron rápidamente, pues en horas de la tarde debían entrenar y lo que deseaban era descansar.

Si bien Ecuador abandonó el Hotel de Campo, seguirá entrenando en las canchas del complejo de Colón, al igual que lo hará Argentina.

Más tarde arribó el presidente de la FEF, Luis Chiriboga, quien también habló de la lesión de Valencia. “Como él tiene un placa que protege la zona en la que tuvo la fractura la otra vez, no se le pudo cortar un poquito para que el líquido drenara, hay que esperar con paciencia a que se desinflame, pero seguro que  estará ante Brasil”, indicó.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP