Por un tenis más accesible

25 de junio de 2011 - 00:00

Todos los deportes están en constante evolución, buscando siempre la forma de mejorar no solamente récords, rendimiento, sino también de volverlos más accesibles, atractivos, fáciles de aprender, especialmente para los niños,  y el tenis no podía ser la excepción.

Esa es la razón por la cual la Federación Internacional de Tenis (ITF)  ha desarrollado y está promoviendo con mucha fuerza en todos los países miembros, el sistema de enseñanza y de competencia que este organismo ha bautizado como Tennis 10s.

El concepto es facilitar a los niños de hasta diez años el aprendizaje de la técnica de golpeo y la  de desplazamiento, táctica, así como sus inicios en la competencia.

Algo que prácticamente todos los deportes ya lo hacían, pero que el tenis se había demorado en implementar, y más aún siendo este un deporte  en el cual la técnica es bastante difícil de aprender, lo cual muchas veces genera frustración y desencanto en los pequeños, llevando a muchos a su abandono prematuro.

Por estas razones se han unido a esta campaña de la ITF y participan activamente de su promoción, grandes figuras del tenis mundial, como: Roger Federer, Rafael Nadal, Novak Djokovic, Jelena Jankovic, Na Li, Andre Agassi y  Steffi Graf.   En los Estados Unidos su principal promotora es nada más y menos que la primera dama Michelle Obama.

La idea es enseñar el deporte a los más pequeños, en canchas con pelotas y  raquetas apropiadas para su edad, tamaño, fuerza y nivel de destreza. A partir de 2012 la ITF legisló que ninguna competencia para niños menores de diez años podrá realizarse  con la pelota estándar; éstas deberán jugarse con las especiales para los menores de edad.

Existen tres tipos de pelotas para utilizar en estas edades, la pelota con la franja roja, que es un 75% más lenta que la pelota normal; la pelota con una franja o punto naranja, que es un 50% más lenta que la oficial; y la pelota con punto o franja verde, que es un 25% más lenta, y con la cual se jugarán los torneos nacionales  avalados por la Federación Ecuatoriana de Tenis.

Las dimensiones de la cancha también cambian, comenzando por la más pequeña con 11 a 12 metros de largo por 5 a 6 metros de ancho. En esta cancha se utilizará la pelota roja, el largo de la raqueta será de hasta 53 centímetros y la edad de los niños fluctuará entre los 5 y 8 años.

Con la pelota naranja tendremos opción a dos tipos de cancha, una de 18 metros por 6,50 y la otra de 18 metros por 8,23; es decir el ancho de una cancha de singles reglamentaria. Se recomienda  una raqueta entre 58 a 63 cm de largo; la edad de estos niños debe estar entre los 8 y 10 años, dependiendo de su nivel de juego.
Los niños de entre 9 y 10 años entrenarán y participarán en torneos oficiales  con la pelota verde y  utilizando la cancha de tamaño normal, con raquetas de hasta 66 cm.

Ya desde los 11 años jugarán y competirán en la cancha completa y con pelotas y raquetas regulares.
Estos son los parámetros a usarse, aunque se entiende que pueden haber excepciones de niños que con menor edad puedan estar aptos para jugar en las canchas y con  las pelotas más avanzadas; pero en general, la idea es que el niño pase por todas las etapas, hasta llegar a jugar en las condiciones en las que lo hacen  los adultos.

Tuvimos en Quito y Guayaquil, la suerte de contar con la presencia del profesor Richard González, uruguayo, tutor internacional de la ITF, entrenador nivel 3 (el nivel más alto en cuanto a cursos ITF). Además de ser preparador físico titulado (trabaja con los futbolistas uruguayos Diego Godín, del Atlético de Madrid, y Sebastián Eguren del Sporting de Gijón) y es todo un especialista en lo que a Tennis 10s se refiere.

En Quito el curso se dictó entre los días 13 y 16 de junio, en el Quito Tenis y Golf Club; y en Guayaquil en la sede del anexo de Samborondón del Guayaquil Tenis Club, el 17, 18 y 19 del mismo mes.

Los cursos en ambos clubes fueron una iniciativa de sus directores de tenis, Germán Soto en el Quito Tenis, y Andrés Gómez en el Guayaquil Tenis, quienes estuvieron a cargo de la parte organizativa y contaron con el aval de la Federación Ecuatoriana de Tenis.

En Quito participaron 28 entrenadores, en Guayaquil estuvieron presentes más de 50  de las de Guayas,  Manabí  y Loja,  tuve el gusto de asistir los tres días al curso en  Guayaquil, donde se realizó prácticas en cancha, se revisó y analizó videos en aula, y el sábado 18, durante aproximadamente dos horas, se contó con la presencia de chicos y padres,  que pudieron familiarizarse con estos nuevos métodos y divertirse bastante con la experiencia.

Muchos de ellos sin haber ido con indumentaria deportiva entraron a la cancha a compartir y disfrutar momentos agradables jugando con sus hijos, inclusive algunos padres que por primera vez pisaban una cancha de tenis pudieron intercambiar golpes con sus hijos, gracias a los beneficios de este sistema, el cual también se adapta a los adultos en determinadas situaciones y niveles de juego.

A pesar de las ocho horas diarias de instrucción, el curso fue muy divertido, agradable y ameno, gracias a la experta conducción y  excelente pedagogía del Profesor González, quien está llevando sus conocimientos a todos los países de Sudamérica.

Creo que todos los entrenadores que asistimos al evento salimos convencidos de que esta es la mejor manera de enseñar a jugar este deporte a los niños, y todos los conceptos quedaron muy claros, ojalá se unifique la enseñanza en el país con el uso de este método.

Pienso que los beneficios para el tenis ecuatoriano se verán reflejados en corto plazo, tanto en la calidad de sus jugadores, como en la cantidad de practicantes de este hermoso deporte.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: