La sonrisa desapareció en Brasil

06 de julio de 2011 - 00:00

La sonrisa habitual de los jugadores brasileños estuvo ausente en el entrenamiento de ayer, debido al empate que obtuvieron ante Venezuela el fin de semana anterior en el inicio del Grupo “B” de la Copa América.

Ni siquiera Neymar, que suele ser el más travieso, osó ayer a provocar a sus compañeros con empujones, balonazos o gracias, como siempre hace en cada entrenamiento.

En el apartado táctico, Mano Menezes dio continuidad a los hombres que jugaron desde el inicio contra Venezuela en un partidillo que se realizó en campo corto.

El media punta Paulo  Ganso jugó como pivote, como integrante de ambos equipos, puesto que el volante Sandro no pudo participar por haber recibido un golpe en la pantorrilla izquierda en la sesión matutina de ayer. Los médicos descartaron una lesión, pero decidieron que Sandro realice una sesión de fisioterapia.

En el partidillo  se destacó Fred, delantero del Fluminense, que anotó dos goles con la formación suplente, mientras que Robinho y Neymar estuvieron poco finos de cara al remate.

Menezes insistió en la rapidez de los pases y obligó a los jugadores a tocar la pelota como mucho dos veces seguidas en el partido, que estuvo precedido de otro ejercicio similar, con dos equipos, pero sin porterías.  

La selección brasileña proseguirá hoy su preparación para el segundo partido del Grupo “B”, que jugará el próximo sábado en Córdoba contra Paraguay.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: