Brasil afina el remate para vitar repetir últimos fiascos ante Venezuela

01 de julio de 2011 - 17:23

La selección brasileña redobló hoy el trabajo de remate a portería en el penúltimo entrenamiento antes de su debut en la Copa América, el próximo domingo ante Venezuela, para no repetir los últimos fiascos ante la "vinotinto".

El equipo dirigido por Mano Menezes realizó una única sesión de entrenamiento, la que incluyó un partidillo de unos 20 minutos de duración y en la que principalmente se insistió en los centros al área y en los remates.

En el partidillo, el delantero del Milán Alexandre Pato anotó un gol en una jugada individual, al regatear a un par de defensas y al portero suplente, Víctor.

La preocupación con el remate se debe a que Brasil solo consiguió meter un gol en sus dos últimos partidos de preparación, jugados el mes pasado, y por los pobres resultados obtenidos contra Venezuela en sus últimas citas.

Brasil perdió con Venezuela por primera vez en su historia en un amistoso jugado en Estados Unidos hace dos años, que terminó 2-0, y después empató a cero en el último partido de las eliminatorias de Sudáfrica 2010.

El propio seleccionador brasileño advirtió hoy del potencial de Venezuela, a la que ya no considera una selección inofensiva y que cree que puede causarle muchos problemas a Brasil.

El de hoy fue el entrenamiento más relajado de los últimos días. Los jugadores aprovecharon para gastarse bromas en los momentos más distendidos, al comienzo y al final de la práctica, realizada como es habitual en los campos del hotel donde Brasil se aloja, en la localidad de Campana, a unos 60 kilómetros de Buenos Aires.

Al terminar la sesión, los delanteros titulares, Neymar, Robinho y Pato, obligaron a los porteros a tirar faltas a puerta vacía y, después de que mandasen todas las bolas fueras, se les echaron encima y les castigaron con golpes en la oreja.

El entrenamiento tuvo como espectadores a los integrantes de la selección brasileña militar de baloncesto, que están en Argentina para una serie de amistosos de preparación para los Juegos Mundiales Militares, que se juegan este mes en Río de Janeiro.

Antes del inicio de la sesión, los jugadores de ambos equipos se presentaron, se desearon suerte y se fotografiaron juntos.

La selección brasileña realizará su último entrenamiento mañana por la mañana y por la noche viajarán a Buenos Aires para pernoctar más cerca de La Plata, ciudad que dista unos 60 kilómetros de la capital argentina. EFE

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: