Presidente Correa confirma que irá a la Cumbre Iberoamericana de Cádiz

17 de marzo de 2012 - 15:25

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, manifestó hoy su disposición a acudir a la Cumbre Iberoamericana que este año se celebrará en Cádiz, sur de España, aunque demandó que se aborden temas "trascendentes" y "urgentes" como la cuestión de las Malvinas o la lucha contra el narcotráfico.


"Por supuesto. Para mí siempre es un placer regresar a España, conocer Cádiz, que no conozco. Una ciudad tan importante en todos los aspectos, sobre todo el histórico. Y aquí estaremos, aquí estaremos con mucho gusto en la Cumbre Iberoamericana", confirmó Correa en una rueda de prensa conjunta con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

Ambos mandatarios se reunieron en el Palacio de la Moncloa, en Madrid, durante la visita relámpago que el presidente ecuatoriano realizó hoy a España y después de que se reuniera en Murcia con más de 2.000 miembros de la numerosa comunidad de inmigrantes procedentes de Ecuador que viven en esa región del este español.

Sobre los asuntos a abordar en la Cumbre Iberoamericana que acoge Cádiz los próximos 16 y 17 de noviembre, Correa insistió en la necesidad de tratar "temas realmente relevantes" y "no las agendas triviales que muchas veces caracterizan a estas cumbres".

Como ejemplo de estos "temas realmente concretos, trascendentes, urgentes" a abordar en noviembre próximo, Correa puso el contencioso de las islas Malvinas entre Argentina y el Reino Unido, y la lucha contra el narcotráfico.

"La estrategia es un fracaso. Nuestros países están azotados, asolados, por el crimen organizado relacionado con el narcotráfico. Tenemos que buscar nuevas estrategias por el bien de nuestros pueblos, por el bien de la humanidad", aseveró el presidente ecuatoriano.

La cita es la primera entrevista del también líder del Partido Popular con un dignatario de América Latina desde que asumió las riendas de la nación europea, el pasado 21 de diciembre.

En su reunión, Rajoy y Correa hablaron sobre las cuestiones bilaterales y subrayaron la necesidad de cuidar "el componente humano", como señaló el jefe de Gobierno español.

"España y Ecuador están dando un gran ejemplo al mundo por sus flujos migratorios legales y por la migración", indicó Rajoy, quien subrayó el agradecimiento del Gobierno y el pueblo español a los más de 400.000 ecuatorianos residentes en España (la primera comunidad iberoamericana que vive en este país), 600.000 si se incluyen los que tienen doble nacionalidad, "por lo mucho que aportan y que suman".

Ambos mandatarios se refirieron también a la situación de los miles de ecuatorianos residentes en España afectados por los desahucios y la ejecución hipotecaria, que ha dejado sin vivienda a cerca de 11.000 familias de ese país sudamericano.

En este sentido, Correa recordó el compromiso de su Gobierno con aquellos ecuatorianos que deseen volver a Ecuador, sobre todo, dijo, "en estos momentos de crisis" en España y Europa, y destacó la ayuda de asesoría de su Administración a la comunidad residente en este país sobre los citados temas hipotecarios y de desahucios.

Tras la reunión con Rajoy, el presidente de Ecuador tiene previsto celebrar un encuentro con representantes de la comunidad ecuatoriana en Madrid, antes de emprender el regreso, esta misma noche a su país.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: