En un mes estará listo el pleno legislativo para acoger 137 curules

25 de enero de 2013 - 00:00

¿Qué pasó? ¿Nos cambiaron de casa? ¿Por qué nos mandaron por acá?, comentaban los asambleístas cuando se les comunicó que, a partir de esta semana, las sesiones se desarrollarían en el ex Senado, un salón contiguo al pleno legislativo.

El motivo del traslado fue la readecuación de las instalaciones con miras a la nueva Asamblea que entrará en funciones en mayo próximo para el período 2013-2017, que, a diferencia de la actual, contará con 137 legisladores.

Es decir que 13 parlamentarios más se posesionarán a partir de la creación de las circunscripciones territoriales en las provincias de Pichincha, Guayas y Manabí.

La remodelación de los 752 metros del pleno legislativo empezó el 18 de enero y está previsto que concluya en 30 días. “Esta será una más de las remodelaciones que ha sufrido la sala de sesiones debido al número de legisladores que se ha elegido en cada período de gobierno”, indicó César Pólit, encargado del Área de Archivo del organismo.

Pólit explicó que el antiguo Congreso tenía un sistema bicameral, posterior a la dictadura de los años 70, para luego transformarse en unicameral, hasta que en las elecciones de 2009, por mandato de la Constitución de Montecristi (2008), se convirtió en Asamblea.

Clipton Fernández, arquitecto de la obra, dijo que la nueva adaptación garantizará la comodidad y seguridad de los asambleístas. Agregó que trabajan en tres áreas: la primera será la obra civil para dividir las curules en cuatro bloques, con la especificidad de que los dos centrales tendrán mayor número de sillas. También se construirán dos rampas intermedias para facilitar la movilidad de los legisladores.

La segunda fase comprende el mobiliario: se reducirá el tamaño de las curules a 1,30 metros, pues antes eran de 1,63 metros. Las nuevas curules serán de madera de nogal con lacado transparente.

La tercera etapa será el cableado: se modernizará el sistema eléctrico del salón y de las curules para mejorar el acceso a Internet. Además, el nuevo sistema permitirá que la ciudadanía observe con mayor calidad, a través de la página web de la institución, en tiempo real, las actividades que se realizan dentro del pleno.

No obstante, Fernández aclaró que “únicamente se intervendrá en el salón del pleno, mientras que el espacio ocupado por la prensa y comunicadores de la institución quedará intacto”.

El monto asignado para la remodelación es 377.014 dólares, que corresponde al presupuesto de la Asamblea, pues no es parte del fondo establecido para la construcción del complejo legislativo.

Antes de la posesión de los nuevos asambleístas también se renovará el sistema de iluminación del pleno. Pólit aseguró que uno de los cambios importantes fue de tipo tecnológico. Y concluyó que, después del incendio que consumió las instalaciones del Congreso en 2003, se modernizó la sede en todas sus áreas y citó como ejemplo el sistema de voto electrónico.

Por otra parte, las oficinas que ocuparán los nuevos asambleístas, ya fueron adecuadas en los edificios Acuario, Alameda 2 y el Palacio Legislativo. La única remodelación que se efectuará en los dos primeros imnmuebles es el mantenimiento y cambio de ascensores.

Ver infografía ampliada

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: