El Banco del Pacífico es uno de los más solventes del país

01 de diciembre de 2011 - 00:00

El Banco del Pacífico S.A. está entre las tres  entidades financieras más solventes del país, según  la  agencia calificadora de riesgo CRH Humphreys S.A. que subió   su calificación    de AA+ a AAA-.
Eduardo Cruz, analista senior de la agencia, explicó que  la calificación  asignada al banco en junio pasado se  fundamenta en la percepción de la calificadora del nivel de riesgo global que presenta y sus indicadores de solvencia y liquidez.

“La entidad ha demostrado que se encuentra en un plan de mejora continuo institucional, tanto a nivel financiero como de riesgo operacional”, precisó Cruz.

Dentro de los indicadores evaluados se encuentran sus activos, que en el segundo trimestre de este año  crecieron 3,87%, al pasar  de    $2.587’714.170 en marzo   a  $ 2.687’927.330  en junio, según el informe de calificación de CRH.

En tanto sus pasivos, en el mismo período, se incrementaron en 3,85% al subir de $ 2.242’993.950 a $2.329’244.940.   Su patrimonio también se elevó en  0,01% de $ 333’661.370    a  $ 333’678.490, detalla el informe.   

La calidad de la cartera también es buen indicador de la institución, ya que esta subió  8,86% al pasar  de $1.134’376.140 a $ 1.234’860.950.

El informe concluye que el  Banco del Pacífico, cuyas acciones están en manos del Estado, mantiene  un nivel de posicionamiento tal  en el mercado financiero del país, que este ocupa  el segundo puesto por sus depósitos a  la vista  y patrimonio y resultados, y  la  tercera posición por el tamaño de sus activos, pasivos, inversiones, cartera y depósitos a plazo  dentro  del sistema de bancos conformado por 25 entidades.

El Banco de Guayaquil y el Banco Pichincha tienen la calificación más alta en el sistema bancario nacional AAA, les sigue el Banco del Pacífico con AAA-, explicó Cruz.

Para el analista económico Marco Naranjo esta calificación demuestra que  la situación del banco es muy fuerte, que tiene una alta  rentabilidad  y los mecanismos que le permiten mitigar los posibles riesgos, tanto internos como externos, dentro de la administración de la entidad.

En este sentido, Naranjo destacó el papel del Estado como administrador de esta entidad. “Un banco que estaba en quiebra a finales de la década de los 90, a punto de desaparecer en manos del sector privado y que una vez que pasó a ser administrado por el Estado ha mostrado un crecimiento permanente hasta convertirse en uno de los más grandes del país... Esto habla bien del Gobierno”, mencionó el analista.

Tras la crisis   financiera de 2000, que condujo a la quiebra del sector financiero,  el Pacífico pasó a manos del Banco Central del Ecuador. Recientemente, el 19 de noviembre pasado, mediante Decreto Ejecutivo No. 941, el presidente Rafael Correa dispuso al Banco Central que transfiera las acciones de la entidad a la Corporación Financiera Nacional (CFN) con el objeto de impulsar al sector productivo ecuatoriano a través de líneas de crédito de segundo piso.

Naranjo también resaltó que  durante la última década los niveles de ahorro de la economía ecuatoriana han crecido considerablemente.  Señaló que el total de depósitos en 2000 alcanzaban los $ 3.000 millones, mientras a finales de 2010 llegaron a $ 18.000 millones.  Los depósitos  a la vista pasaron de $ 1.152 millones a $ 7.000 millones, los de ahorro  de $ 600 millones a $ 5.000 millones y los de plazo fijo de $ 1.000 millones a $ 5.000 millones.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: