El evento reunió al primer mandatario y al alcalde de Quito en una velada festiva

Carondelet se vistió de color y música en la serenata al Presidente

- 06 de diciembre de 2014 - 00:00
El Palacio de Gobierno se tiñó de rojo y azul durante la tradicional ceremonia, que se realiza cada año en honor al Presidente de la República. Foto: Fotos John Guevara / El Telégrafo.

El evento reunió al primer mandatario y al alcalde de Quito en una velada festiva

El Palacio de Carondelet se engalanó, la noche de ayer, con la tradicional serenata quiteña dedicada al presidente de la República, Rafael Correa, por parte del Municipio.

El evento, parte de las Fiestas de Quito, empezó con el recorrido del alcalde, Mauricio Rodas, y varios concejales, por las calles García Moreno y Chile, en el Centro Histórico, acompañados de la Banda Municipal.

El Jefe de Estado recibió a la delegación municipal en el Palacio de Gobierno para empezar el acto, que se realizó al interior de Carondelet, donde se vivió una velada cordial y entusiasta. Correa y Rodas bailaron al son de pasillos y pasacalles, entonados por el dúo de los Hermanos Yépez.

El Primer Mandatario agradeció a la Alcaldía la iniciativa y se la dedicó a todos los quiteños. Dijo que el 5 de diciembre fue una fecha histórica para la ciudad, puesto que se inauguró la sede de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en la parroquia San Antonio de Pichincha. Así -afirmó- Quito se convierte en la capital de Suramérica.

Por su parte, Rodas agradeció la hospitalidad del Presidente y confió en el triunfo de Quito en el concurso internacional Siete Ciudades Maravillas, cuyos resultados se conocerán mañana.

El presidente Rafael Correa bailó los pasillos y pasacalles que entonó el dúo de los Hermanos Yépez. La velada estuvo llena de entusiasmo. Foto: John Guevara.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: