Una muerte por gripe AH1N1

14 de julio de 2013 00:00

Las autoridades de Salud de la provincia de Tungurahua confirmaron la muerte de una paciente de 34 años en el hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) de Ambato, a causa de la gripe AH1N1.
El deceso ocurrió, de acuerdo con la información oficial, el 9 de julio pasado.

La ciudadana ingresó a la casa de salud tungurahuense con síntomas de una neumonía grave, proveniente del Hospital del IESS de Latacunga. Pero tras la realización de los análisis respectivos, se confirmó que padecía de influenza provocada por la cepa H1N1.

Lorena Velasco, directora provincial de Salud, manifestó que en Tungurahua se han registrado otros seis casos de la enfermedad.

La funcionaria añadió: “El Sistema de Vigilancia Epidemiológica, a cargo del Ministerio de Salud Pública, ha notificado por medio de reporte que en la semana 25, a partir del 17 de junio tuvimos el primer caso sospechoso de esta clase de influenza. Hasta el momento se registran otros 23 pacientes que podrían padecer esta enfermedad en nuestra jurisdicción”.

El término sospechoso, resaltó Velasco, indica que presentan sintomatología que puede coincidir con la de la enfermedad, pero que aún deben ser diagnosticados con exámenes de laboratorio tales como la prueba molecular de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) y con técnicas de inmunofluorescencia para confirmar o no la presencia del virus.

La funcionaria añadió que ya está en ejecución el cerco epidemiológico y la vigilancia de personas cercanas a los afectados desde que fueron diagnosticados con neumonía grave, pues se requiere cuidado sanitario.

Los pacientes son todos de la provincia de Tungurahua y se encuentran en diferentes casas de salud, entre ellas el citado Hospital del IESS, la clínica Durán y el Hospital Provincial.

Según los protocolos previstos por el MSP, estos casos son manejados con la medicación preventiva denominada Oseltamivir.

Luis Pallo, gerente del centro asistencial en el que se produjo el deceso, advirtió que la población debe estar alerta ante la presencia de los síntomas relacionados con la gripe AH1N1.

Agregó entre ellos dolores de cabeza, tos seca, síntomas de dificultad respiratoria y, sobre todo, fiebre igual o superior a 39 grados; y en algunos casos, vómitos y diarreas.

También manifestó que “se debe acudir a una casa de salud en las primeras 48 horas de sentir esas señales para el tratamiento con los antivirales correspondientes”.

En el Hospital del IESS están asilados 15 pacientes de quienes se sospecha podrían padecer la enfermedad y se hallan en estado de confirmación.

23
personas se encuentran en observación bajo sospecha de padecer la enfermedad

Las autoridades añadieron que los familiares de la fallecida no han presentado síntomas de la enfermedad y que el proceso de entierro es normal en estos casos, ya que la transmisión del mal solo se efectúa cuando la persona está viva.

Sobre las medidas de prevención recomendadas para evitar el contagio, Velasco y Pallo mencionaron: no estar en contacto con personas con síntomas de influenza, taparse la boca al toser y estornudar, lavarse las manos periódicamente, no automedicarse y asistir a una casa de salud si se presentan síntomas sospechosos.

La directora de Salud tungurahuense recalcó que la población no debe alarmarse por esta muerte, ya que la entidad a su cargo ha tomado las medidas necesarias para evitar la propagación y eliminar la posibilidad de una epidemia.

Además, informó que existen al momento las dosis suficientes de medicamentos en la provincia para hacer frente a futuros casos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Tags:

Contenido externo patrocinado