El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Jue.21/Oct/2021

Actualidad

Tendencias
Historias relacionadas

El nuevo recinto carcelario tiene capacidad para 4.800 personas

Tensión en Guaytacama por arribo de 385 presos

El nuevo recinto carcelario tiene capacidad para 4.800 personas
22 de febrero de 2014 00:00

La mañana de ayer, el presidente Rafael Correa estuvo presente en la ceremonia que inició el traslado de las personas privadas de la libertad (PPL) del expenal García Moreno, en Quito, hasta el nuevo Centro de Rehabilitación Social para la Sierra Centro Norte, ubicado en los terrenos de la Brigada Patria, en el límite entre Latacunga y Saquisilí. El penal quiteño será cerrado en los próximos días.

“Con este acto pagamos una deuda histórica con Quito”, recalcó el Primer Mandatario, quien además, en un acto simbólico, firmó las boletas de excarcelación del general Eloy Alfaro, fallecido en el expenal hace 102 años; de su hermano, Medardo Alfaro; su sobrino, Flavio Alfaro; los generales Ulpiano Páez y Manuel Serrano y el periodista Luciano Coral.

Ellos legalmente nunca dejaron de estar en la lista de detenidos del Penal, informó elciudadano.gob.ec. Por eso la Corte de Justicia de Quito dictó un hábeas corpus a su favor.

Preocupación
Mientras tanto, la parroquia Guaytacama, en Latacunga, tiene 385 nuevos vecinos. Se trata de las PPL del expenal García Moreno.

Habitantes de Latacunga y Saquisilí, que constituyen los poblados más cercanos a la nueva cárcel, comparten su preocupación al tener que convivir con sujetos peligrosos.

El recinto tiene instalaciones amplias y puede albergar a 4.800 privados de la libertad.

Los vecinos del penal son: una gasolinera, a 200 metros; dos modestas casas de una planta, a 150 metros; y una residencia con una ferretería como negocio familiar, a 70 metros.

“Desde hace rato que estamos resignados. Al ver el operativo y todos los policías, me asusté un poco”, expresó Delia Musso, dueña de una pequeña tienda ubicada 100 metros al frente del centro.

Dijo estar a la expectativa por el inminente arribo de familiares de los detenidos, en los días de visita. “Una persona que tiene problemas con la justicia usualmente está rodeada de personas con los mismos comportamientos”, advirtió.

Margarita Oña, del centro de Saquisilí, cantón ubicado a menos de 2 kilómetros del lugar, tiene claro que el centro carcelario albergará a 4.800 personas. “En Saquisilí tenemos dos hoteles pequeños y una hostería. No sabemos dónde se hospedarán ni cuál será la actitud de quienes visiten a los reos”.

La mujer no quiere que se repita lo ocurrido en diciembre pasado en el barrio San Roque, de Quito, cuando 52 personas escaparon del Centro de Detención Provisional de Varones. Reclamó por la falta de socialización y medidas de parte de las autoridades. Considera que se deben aplicar medidas de seguridad a fin de dar tranquilidad a la población.

“Nos levantamos con una mala noticia”, aseveró Miguel Guamaní, presidente de la Junta Parroquial de Canchagua (Saquisilí). El tema, señaló, no ha sido analizado entre los moradores, pero planea reunirse con las autoridades del cantón para pedir una mayor presencia policial.

Llevados en diez buses
Los privados de la libertad llegaron a Cotopaxi un poco antes de las 10 de la mañana a bordo de diez buses de la cooperativa Transportes Ecuador, con resguardo policial.

A la entrada del penal se instaló una brigada móvil de Salud para atender cualquier emergencia.

Édison Tobar, comandante de la Subzona de Policía Número 5, manifestó que el operativo inició a las 02:00 de ayer. Añadió que aún no ha dispuesto el envío a este recinto de los detenidos en las cárceles de Ibarra, Tungurahua y Cotopaxi.

Ciudadanos se acercaron a los exteriores del Centro de Rehabilitación Social para la Sierra Centro Norte para ver la llegada de los presos. Foto: Silvia Osorio
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Tags:

Contenido externo patrocinado