La celac también intenta solucionar las discordias fronterizas

Situación en frontera va a consulta presidencial

- 13 de septiembre de 2015 - 00:00
El canciller Ricardo Patiño encabezó la cita entre las cancilleres de Venezuela y Colombia, ayer en Quito. Foto: Mario Egas/El Telégrafo

La celac también intenta solucionar las discordias fronterizas

Las cancilleres María Ángela Holguín, de Colombia, y Delcy Rodríguez, de Venezuela, llevarán a consulta de sus presidentes, Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro, respectivamente, los temas “sensibles de la relación bilateral, para planificar una próxima reunión presidencial”. Esa fue una de las conclusiones que se obtuvieron del diálogo, que las diplomáticas mantuvieron ayer durante 4 horas en el Palacio de Najas, en Quito.

El diálogo fue convocado por los  cancilleres Ricardo Patiño, de Ecuador, y Rodolfo Nin Novoa, de Uruguay, quienes actuaron como mediadores en representación de la presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), respectivamente, que llevan adelante hasta enero de 2016.

El Canciller ecuatoriano leyó un manifiesto en el que dijo que continuarán “trabajando de manera intensa”. Según Patiño, se  ponen “todas las  esperanzas en que los resultados de los diálogos que ahora han empezado puedan ser fructíferos para lograr mejores resultados en términos de la relación de los dos países hermanos y los pueblos”.

“Nuestro anhelo es que este inicio de las conversaciones pueda fructificar y alcanzar la realización del próximo diálogo presidencial”, dijo Patiño, quien enfatizó que seguirán trabajando en los próximos días. “Esperamos que los resultados sean esperanzadores para el futuro de los dos países”, concluyó.

El encuentro se realizó desde las 16:00. El canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa fue el primero en arribar. A su ingreso, dijo que llega a “ayudar a que haya un entendimiento entre los países”.

VIDEO

Cerca de las 15:30 arribó la canciller de Colombia, quien dijo estar agradecida con Ecuador por motivar el diálogo. “Llegamos con el mejor ánimo”, sostuvo. Sobre las salvaguardias a los productos importados por la frontera terrestre con Ecuador, Holguín explicó que conversó ya con Patiño, pero que seguro continuarán hablando del tema.

De su lado, la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, dijo que llegaron “a contar la verdad sobre lo que sucede en la frontera entre Colombia y Venezuela”.

La ministra venezolana arribó pasadas las 15:30. Anheló alcanzar las mejores condiciones previo a la reunión de presidentes. “Venimos con el mejor de los espíritus, bolivariano”, sostuvo.

Desde su creación en mayo de 2008, la Unasur ha participado en la mediación de conflictos en varios de los países que conforman el bloque regional. Lo mismo ha hecho la Celac, que nació en 2010.

En este grupo regional se encuentran los 23 países latinoamericanos.      
En respuesta al problema limítrofe que enfrentan Venezuela y Colombia por el cierre de la frontera, ambos organismos manifestaron su disposición a ayudar para resolver las diferencias entre las dos naciones. El encuentro de Quito fue el segundo de manera oficial. El primero se realizó el 26 de agosto en Cartagena, en donde no hubo ningún acuerdo. Durante toda la semana la diplomacia ecuatoriana se movió para lograr el encuentro.

El pasado 19 de agosto, Venezuela decidió cerrar sus fronteras con Colombia porque afirma que es necesario regular la situación en esta zona para combatir el contrabando de víveres y combustibles, la inseguridad y la presencia de bandas delictivas armadas, conocidas como paramilitares. El pedido principal de Caracas es que Bogotá asuma su responsabilidad para mantener la seguridad fronteriza.

Mientras que Colombia tiene un pedido formal de 465 hogares que han solicitado que les ayuden a reencontrarse con sus familiares. Además hay casos de personas que dejaron sus bienes en Venezuela y quieren recuperarlos.

El presidente Santos ha rechazado los argumentos venezolanos de que el cierre ocurre para proteger la economía y a los ciudadanos, puesto que el contrabando arriesgaría el abastecimiento de víveres en la nación bolivariana. Ambos países comparten 2.219 kms de frontera. (I)

DATOS

El presidente Nicolás Maduro cerró la frontera colombo-venezolana tras el ataque paramilitar que sufrieron soldados de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) en la localidad de San Antonio del Táchira el pasado 19 de agosto, según informó la cadena Telesur.

Maduro también decretó un estado de excepción en varios municipios del estado Táchira con el objetivo de controlar la zona fronteriza y proteger al pueblo del contrabando de alimentos y combustible.

El secretario de Unasur, Ernesto Samper, planteó un programa de normalización en la frontera colombo-venezolana en el que ambas naciones trabajen contra el narcotráfico, el paramilitarismo y el secuestro. Destacó la voluntad de las cancilleres de ambos países para dialogar ayer en Quito. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP