Presidente entregó 2.500 puertos de internet y 19 mil líneas telefónicas

29 de noviembre de 2011 12:15

El presidente de la República, Rafael Correa, participó este martes en el acto de entrega de 19 mil líneas telefónicas y 2.500 puertos de internet para los sectores populares en Guayaquil.

El evento se desarrolló en la cooperativa 24 de Octubre, en el sector de Mapasingue, hasta donde acudió acompañado del ministro de Telecomunicaciones, Jaime Guerrero.

En su discurso, el mandatario recordó las calamidades que los usuarios de estos sectores debían pasar pasa acceder a este tipo de servicio.

En este sentido destacó que en la actualidad 4.300 instituciones educativas del país cuentan con internet banda ancha, que no solamente sirve a estudiantes sino a las comunidades que de esta manera pueden acceder a información.

También cuestionó cómo se quiso privatizar las empresas Andinatel y Pacifictel para que hasta el acceso a una línea telefónica sea pagado. Recordó que para detener esa privatización se creó la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), que actualmente registra utilidades de cerca 100 millones de dólares.

Correa pidió a los ciudadanos y ciudadanas no olvidar que en otras administraciones se concedió el servicio telefónico a los barrios adinerados de esta ciudad, dejando en el olvido a los más pobres.

Manifestó que como no pueden atacar a un buen Gobierno, los sectores de la oposición insisten en la tesis de que en el país no existe libertad de expresión.

Sostuvo que la verdadera libertad de expresión es que ahora todos tengan acceso a la información dotando de internet y líneas telefónicas en todos los rincones del país.

"Con este Gobierno se acabó la libertad de los corruptos, de los abusivos (...) y empezó la verdadera libertad en igualdad de oportunidades, la libertad de expresión para todos y para todas", sostuvo.

Reforma Tributaria

El Jefe de Estado descartó que la Reforma Tributaria, que entró en vigencia el pasado 24 de noviembre, se trate de un "paquetazo para la clase media o para los pobres".

Explicó que el impuesto a la salida de divisas, que con la reforma incrementó del 2 al al 5 por ciento, no afecta a los que menos tienen ni tampoco a los productores ecuatorianos que traen bienes de capital, a quienes se les devuelve este monto.

"No tiene porqué afectarse ni la competitividad de sector productivo, ni los bienes de base, pero si se encarece el perfume o el licor no me importa en absoluto porque es un problema que se desperdicien los dólares en esas barbaridades", acotó.

Tras el acto, el Presidente se trasladó al Ministerio del Litoral para despachar a puerta cerrada. A las 17:45 está previsto que se desarrolle el tradicional conversatorio con medios de comunicación local, donde tratará temas de interés nacional.

Te recomendamos

Las más leídas