Entrevista / Lassina Zerbo/ Secretario de la Organización del Tratado para la Prohibición Completa de Ensayos Nucleares

“Monitoreo nuclear se hará desde Galápagos”

- 10 de marzo de 2016 - 00:00
Foto: Fernando Sandoval/ El Telégrafo

Con dos estaciones en las islas se medirán las expansiones e impactos del material radioactivo para América Latina.

Un total de 183 países del mundo han firmado el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCE), sin embargo 8 países, entre ellos Corea del Norte, India y Pakistán -que son naciones que ejecutan ensayos nucleares- no lo han hecho. Tampoco países como EE.UU., Irán, Israel lo han ratificado. Lassina Zerbo, secretario ejecutivo del TPCE, explica los riesgos de los ensayos nucleares.      

¿Qué consecuencias arrojan los ensayos nucleares?

Los riesgos inminentes de ensayos nucleares están en Corea del Norte. En la historia se registran más de 2.000 ensayos con consecuencias humanas. En Kazajistán, así como en otras islas y países, se construyen armas nucleares. También se afecta al medio ambiente.

¿Qué rol juega la ONU para impedir que los ensayos nucleares sigan afectando a la humanidad?  

La ONU es la portavoz para que se logre el tratado y para detener los ensayos nucleares, pero no solo se busca eso sino que el TPCE pretende detener la proliferación de armas nucleares.

¿Qué papel toma América Latina en esta prevención?

América Latina ha sido pionero en la no proliferación de armas y ensayos nucleares, así como en el desarme, mediante el tratado de Tlatelolco, que declaró a Latinoamérica como una zona libre de armas nucleares.  

¿Cuál es el objetivo de su visita a Ecuador?

Seguir el trabajo que se realizó en 2014. Ese año, con el gobierno de Ecuador se acordó construir 2 estaciones de monitoreo en las Islas Galápagos. Recién estamos empezando porque tenían que resolverse algunos temas ambientales, entre ellos asegurar a la población y al gobierno que la construcción de esas estaciones no afectará al medio ambiente. Presentamos ya el reporte oficial al vicepresidente Jorge Glas, así como a Esteban Albornoz, ministro de Electricidad, y al canciller Guillaume Long.

¿Cuándo estarían operativas?

Esperamos que las estaciones operen a mediados de 2017. Todo dependerá de cómo se manejen los procesos administrativos. Luego de las reuniones con las autoridades ecuatorianas estamos optimistas y planteamos un taller internacional a finales de este año. Y para este tiempo, una de las dos estaciones estará operando.

¿Habrá un intercambio de conocimiento para la implementación de las estaciones?

Estamos desarrollando capacidades locales para que los ecuatorianos mantengan y operen las estaciones. Queremos que no solo procesen y analicen los datos de las 2 estaciones de Galápagos, sino del sistema internacional de monitoreo. Estamos en diálogos con la Universidad Politécnica para llevar a jóvenes ecuatorianos para que trabajen con nosotros y construir las capacidades necesarias para el mantenimiento de las estaciones. También planteamos investigaciones con esa universidad. Ahora 3 o 4 personas son parte del entrenamiento.

¿En qué ejes girarán los estudios?

Entender las erupciones volcánicas en Galápagos, Tungurahua y Cotopaxi, así como contribuir a los científicos a conocer efectos del cambio climático y la alerta de tsunami. Desde Galápagos se conocerá la expansión del material radioactivo desde un accidente nuclear.    

¿Hay la voluntad política de todas las naciones para detener los ensayos nucleares?

Sí porque el tratado es casi universal. Somos 183 países que  han firmado el tratado, 164 han ratificado el documento, así que más del 90% del mundo está diciendo nunca más al ensayo nuclear.

EE.UU. es considerado como un país nuclear, ¿la voluntad es real?

Obama es partidario de la no proliferación de armas químicas y el desarme. Ratificó el TPCE, pero no  tiene los votos en el Senado para la ratificación. Es verdad que EE.UU. es un país nuclear y ha conducido muchos ensayos, pero en los últimos 25 años no se han realizado. Sigue la moratoria.

Pero son los países que no han firmado este tratado los que siguen con estas pruebas...

Queremos abrir el diálogo con esos países mediante un grupo de personas valiosas del mundo. Si no logramos que todos firmen este tratado, dejaremos las semillas para la próxima generación. Es un tema muy difícil. (I)   

Últimas noticias
Medios Públicos EP