La línea 1800-002-002 se habilitó para denunciar a quienes utilicen a los niños para lucrar

La mendicidad se redujo un 80% en los días de Navidad

- 27 de diciembre de 2014 - 00:00
Fuera de la Iglesia La Merced, en el centro de Quito, los niños juegan a la rayuela. Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

La línea 1800-002-002 se habilitó para denunciar a quienes utilicen a los niños para lucrar

Ambato, Quito y Cuenca.-

Esta Navidad la mendicidad en las calles de Ambato se redujo notablemente. Exceptuando por 2 o 3 adultos mayores que aún pedían unas monedas, la campaña ‘Da dignidad por un Ecuador sin mendicidad’,  logró su objetivo.

Luis Criollo, director distrital del Ministerio de Inclusión Económica y Social de Tungurahua (MIES), destacó que el trabajo del equipo técnico disminuyó considerablemente la presencia de niños, adultos mayores, personas con discapacidad o familias en situación de riesgo pidiendo dinero.

“Este trabajo se cumple desde 2007 y este año se fortaleció con patrullajes en parques, avenidas, mercados y parroquias cercanas. Al identificar a una persona en situación de mendicidad, el personal técnico lo traslada a su lugar de residencia y socializa con los familiares sobre la prohibición”, explicó.

A la par, en los bajos de la Gobernación de Tungurahua, en las calles Castillo y Sucre, funciona un punto de ‘Da dignidad’ en el que se recibirán donaciones hasta el 5 de enero.

Así, niños de la parroquia Pasa, cerca de Ambato, fueron agasajados por el MIES para evitar que salieran a las calles. Cientos de infantes participaron del programa navideño que incluyó el pase del Niño, villancicos, juegos infantiles, obsequios y refrigerios. Esta acción de temporada forma parte de las denominadas colonias navideñas como una estrategia de contención en las comunidades rurales indígenas.

Las colonias navideñas se desarrollan en las parroquias Pasa, San Fernando, Pilahuín y Quisapincha. Cerca de 900 niños, niñas y adolescentes se benefician.

En Quito también continúa la campaña y las donaciones se recibirán hasta finalizar el año. Se habilitaron varias  carpas en sitios estratégicos de la ciudad: Parque La Carolina, Parque El Ejido, Iglesia de la Merced (calles Chile y Cuenca), como también en los centros comerciales Quicentro Sur, Norte, El Recreo, Caracol y Granados Plaza.

Los puntos sirven también como espacios recreativos para los niños  expuestos a situaciones de mendicidad. Los promotores de la campaña realizan actividades manuales con pintura y juegos tradicionales.

Mientras que, en Cuenca, solo en la calle Unidad Nacional, así como en San Miguel de Rañas (cantón Nabón) se han registrado casos de mendicidad durante esta Navidad.

Juanita Bersosa, coordinadora zonal del MIES, dijo que la mendicidad se ha reducido en un 80% a escala nacional y Cuenca incluso habría superado esa cifra “porque tenemos bien  focalizados los puntos de mayor incidencia”.

En la provincia, algunos de los cantones en donde se registraba un alto número de personas que salían a las calles eran Sígsig y Nabón. Y según Bersosa, en el primer cantón este año no hubo alertas. “Mientras que en Nabón hubo un par de alertas, por lo que se abordó a las familias y también hemos realizado agasajos navideños en 5 comunidades”, explicó.

Los productos entregados eran  recibidos a través de los 3 puntos de la campaña ‘Da Dignidad’, en Cuenca, donde los azuayos podrán hacer sus donaciones hasta el 8 de enero de 2015: centro comercial Plaza de las Américas, en el Parque de la Madre  y en el Gran Akí.

Las donaciones de ropa y alimentos son recibidas en 35 puntos ‘Da Dignidad’  a escala nacional y en las oficinas del MIES, las cuales serán distribuidas en comunidades en pobreza extrema de Loja, Pichincha, Guayas y Tungurahua. El MIES puso a disposición de los ciudadanos las líneas 1800-002-002 y 1800-123-123 para denunciar a quienes utilicen a niños, adolescentes, adultos mayores y personas con discapacidad para pedir caridad y lucrar de ellas.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP