La vía Panamericana que une a Latacunga con Quito, en el sector El Chasqui, está despejada desde ayer

En Saquisilí comerciantes pierden $ 300 mil

- 15 de agosto de 2015 - 00:00
El bloqueo de la vía Panamericana, en el sector de El Chasqui, incidió para que los productos no llegaran a los mercados. La ruta quedó abierta desde ayer. Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

La vía Panamericana que une a Latacunga con Quito, en el sector El Chasqui, está despejada desde ayer

Pequeños comerciantes, agricultores, dueños de buses y otros hacían cuentas ayer para establecer las pérdidas del jueves, tras el paro convocado por una facción del movimiento indígena, con el respaldo de las fuerzas políticas de la derecha, el Frente Unido de Trabajadores (FUT) y simpatizantes del desaparecido Movimiento Popular Democrático (MPD).

Hasta el cierre de esta edición, de casi una decena de carreteras bloqueadas por los coidearios de Carlos Pérez Guartambel (Ecuarunari) y Salvador Quishpe (prefecto de Zamora Chinchipe), solo dos continuaban cerradas: La Maná-Latacunga, en la Curva de Maca; y la Loja-Saraguro-Cuenca, en Nabón y en San Lucas.
Antes del mediodía, el Ministerio del Interior confirmó que la Pa-namericana que une a Quito con Latacunga, en el sector El Chasqui, ya estaba despejada.

Determinar el monto de las pérdidas a nivel nacional le tomará un tiempo a las autoridades, pero los principales perjudicados tienen claro que su saldo es en contra.

En Cotopaxi, las restricciones en los accesos norte y sur impidieron el normal desarrollo de ferias en Saquisilí, Pujilí, Salcedo y Latacunga.

Marco Pila, administrador del mercado Cerrado de la capital provincial, afirmó que durante la jornada de protesta el 50% de los 400 locales se vio afectado por desabastecimiento y bajas ventas. “Alimentos perecibles como leche y carne, que no se vendieron, se dañaron”, enfatizó.

VIDEO 1

Ayer, el Mercado Mayorista aún presentaba un faltante de productos de aproximadamente el 75%. Ello por la negativa de los conductores de camionetas de alquiler para ofrecer sus servicios.

Los choferes sienten temor de ser atacados por los manifestantes. Luis Chiluisa, propietario de una flamante camioneta de doble cabina, prefirió no laborar.

“Normalmente transporto papas desde la parroquia Zumbahua (Pujilí), pero como supe que las protestas se tornaron violentas, no me quise exponer”, indicó. En su caso asevera que dejó de percibir $50 por concepto de fletes no realizados ese día.

Asimismo, la popular feria de las Siete Plazas, de los jueves, en Saquisilí, donde se comercializa ropa, calzado, artesanías, frutas, verduras, comida típica, animales de corral y similares, no se realizó.

Los más de 800 comerciantes de diferentes cantones no pudieron trabajar. Rolando Molina, jefe político de Saquisilí, calcula que el cierre de las ferias significó pérdidas por $ 200 mil o $ 300 mil. “No solo es el comercio, es el turismo y transporte que dejaron de operar”, explicó. Algo similar se dio en Salcedo.

VIDEO 2

La terminal terrestre de Latacunga permaneció cerrada desde las 11:00 y no hubo frecuencias de transporte intercantonal ni interprovincial. Gonzalo Zumba, de la cooperativa ‘Cotopaxi’, expresó que no tiene un monto real de las pérdidas, pero por cada unidad que dejó de trabajar el jueves al menos $300 no ingresaron a los bolsillos de los conductores.

El gobernador Fernando Suárez citó el caso de los comuneros de Planchaloma (vía Toacaso–Latacunga) donde se impidió el paso desde el lunes. Considera que se produjo una pérdida de 10 mil litros de leche.

En Azuay, la ciudadana Rita Yu y sus 2 hijos tuvieron dificultades para desplazarse hasta Loja, concretamente a la parroquia El Cisne.

Ella, al igual que otras personas, llegó desde tempranas horas del jueves a la central de pasajeros de Cuenca. Al arribar al lugar se enteró de que no podían viajar, por cuanto la vía estaba interrumpida en el sector de Saraguro. “No es justo que hagan eso y menos ahora que estamos de fiesta en El Cisne”, dijo.

Las cooperativas de transporte decidieron tomar la vía a Machala, lo cual representó para los usuarios un mayor gasto, pues el pasaje aumentó $ 3 y son dos horas más de viaje.

Jesenia Celi, oficinista de la cooperativa ‘Viajeros’, no dio cifras de los valores que dejaron de ingresar a la caja, pero considera que el perjuicio causado por el paro es elevado. Explicó que por cada viaje no realizado dejaron de recibir $ 300.

La cooperativa normalmente ofrece 14 frecuencias diarias, sin embargo, durante esta temporada en que se da la procesión al santuario de la Virgen del Cisne, el número de usuarios se incrementa. Ello, manifiesta, les obliga a aumentar tres buses por cada turno.

VIDEO 3

Desde la noche del jueves y hasta el mediodía de ayer solo 3 buses de esta cooperativa partieron a Loja utilizando la vía a Machala.

En Huaquillas, el jueves del paro parecía como si fuese el 1 de enero. Los locales comerciales estuvieron cerrados. Un dirigente de los mercaderes que prefirió el anonimato estima que unos $ 100 mil dejaron de circular en esa zona fronteriza.

La principal actividad del cantón es el comercio, pero de los 300 locales que hay en la ciudad, cerca del 90% bajó sus puertas.

Los compradores, al por mayor y menor, prefirieron pasar el puente internacional y adquirir los productos y prendas en la localidad de Aguas Verdes (Verdes).

Una mercader que oferta zapatos señaló que decidieron no trabajar porque están cansados de los constantes operativos que realiza el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae).

Grupos de comerciantes intentaron cerrar el puente internacional, sin embargo la Policía lo impidió. “Pedimos que se realice de manera urgente una sesión de gabinete sectorial, para hallar una solución a la situación que vivimos en Huaquillas”, refirió. (I)

VIDEO 4

Policía intervino en Gobernación de Pastaza

Agentes del orden tuvieron que actuar para evitar que un grupo de manifestantes se tomase la sede del Ejecutivo durante la jornada de protestas del jueves.

Hasta los bajos de la dependencia llegaron los comuneros afines a las facciones de los movimientos indígenas que convocaron al paro de actividades.

Armados de palos y piedras quisieron ingresar al edificio por la fuerza. Ello fue impedido por los agentes del orden, quienes fueron agredidos por los revoltosos. Antes que concluyera el día, la calma volvió a la institución, la cual se encuentra bajo resguardo.

En Ambato, la jornada de protestas convocada por un sector de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), no dejó destrozos en la propiedad pública ni privada.

Pese a que aún no existe un comunicado oficial por parte de las entidades encargadas de vigilar el orden y la seguridad, la única afectación que se evidenció en la capital tungurahuense fue la de movilizarse hacia ciudades del norte debido al bloqueo de la Panamericana Norte, en el sector El Chasqui.

La red de mercados, compuesta por 15 plazas y centros de comercio popular, de Ambato, no registró ninguna pérdida ni hubo desabastecimiento de productos. Pese a la quema de neumáticos que los manifestantes realizaron frente al parque Cevallos, en la avenida del mismo nombre, no hubo daños en la calzada, ventanales, personas heridas ni disturbios.

Ayer, las actividades comerciales y la prestación de servicios se desarrollaron con normalidad. Los locales abrieron como de costumbre y los clientes llegaron a comprar o consultar precios. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP