Ecuador, 26 de Mayo de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo

Los trabajos de construcción de pantalla de tablestacado en la ribera del río Catarama están avanzados en el 60%

En Los Ríos contrarrestarán a El Niño con colectores de aguas y muros de gaviones

En el proyecto ‘La Ventura’ se está terminando la colocación de colectores de aguas. Miguel Castro / El Telégrafo
En el proyecto ‘La Ventura’ se está terminando la colocación de colectores de aguas. Miguel Castro / El Telégrafo
29 de noviembre de 2015 - 00:00 - Redacción El Telégrafo

Felipe Zambrano ya no tendrá que ‘nadar’ para salir del recinto El Saltadero en caso de una eventual inundación de la zona con la llegada del fenómeno El Niño. Aquello es gracias a la rehabilitación de la vía de acceso a los recintos San Francisco, Miraflores, La Monserrate y La Artillería, de la parroquia Febres Cordero, en Babahoyo, que en el último invierno quedaron destruidos.

Zambrano vive en este conjunto de comunidades que integran un poco más de 400 familias de agricultores, quienes -además- tendrán reconstruido el puente sobre el río La Chima, que conecta con la vía de 1.300 metros lineales.

Esta acción forma parte de un conjunto de medidas que las autoridades municipales han emprendido para contrarrestar los efectos del cambio climático, que se prevé sean de menor impacto que los ocurridos entre 1997 y 1998.

A la par, el Municipio emprende acciones en diferentes parroquias urbanas, como Clemente Baquerizo, El Salto, Barreiro y La Unión, que se vieron afectadas en el pasado invierno. Por ello, actualmente se realiza la colocación de 300 metros lineales de tablestacas de hormigón armado para protección de las riberas de los ríos y control de inundaciones en la parroquia El Salto.

Esta obra, que presenta un avance de 60%, tiene un costo superior al millón de dólares, recursos conseguidos entre la Secretaría de Gestión de Riesgos y la Alcaldía de Babahoyo a través de un préstamo realizado al Banco del Estado.

“Son estructuras de hormigón armado pretensado con pilotes profundos que además sirven de base para obras de malecón”, detalló en un recorrido el alcalde Johnny Terán Salcedo.

Hasta ahora se ha construido 8 kilómetros de muros de acceso vehicular y peatonal en los sectores Santa María de Las Tolas y Paraíso Sur, en este último se ha colocaron 15 m³ de arcilla y mil metros de lastre hasta quedar al nivel de la vía del bypass.

“De esta manera evitaremos que estos sectores vuelvan a inundarse”, acotó la autoridad cantonal. Añadió que similares trabajos se efectuarán en otras zonas de la ciudad al igual que en las parroquias rurales del cantón, como Caracol y Pimocha, donde también se elevarán los muros de accesos.

En el proyecto ‘La Ventura’ se está terminando la colocación de colectores de aguas lluvias y aguas servidas que ayudarán a evacuar cuando empiece a llover. “Antes se nos metía el agua a las casas y hasta las culebras se subían a los techos. Ahora con estos rellenos y sistema de alcantarillado vamos a estar más seguros. Podemos salir rápido en caso de que las cosas empeoren”, comentó Sonia Yarve, una de las 18 mil habitantes de la zona que dejarán de sufrir los estragos del clima.

El plan de contingencia que la Alcaldía lidera incluye kits de alimentos, atenciones médicas emergentes, kits de higiene para las familias afectadas e insumos para los albergues. Aquello, según Terán, cubre un presupuesto estimado de 768 mil dólares.

“Estamos preparados. Cada año la etapa invernal supone una prueba para nosotros y se superan cosas, pero al mismo tiempo aparecen otras. Lo importante es que contamos con un plan de contingencia listo para aplicarse”.

Pero el Municipio no es la única dependencia que está actuando. La construcción de muros de gaviones, escolleras y de arcilla forma parte de las obras de emergencia que ejecuta en la actualidad la administración del prefecto Marco Troya Fuertes.

La Prefectura, además, realiza trabajos de desazolve y limpieza de canales de esteros y ríos en los recintos San Miguel, Isla de Borbones, Estero de Damas, Fruta de Pan, San Bartolo, San Gabriel y Estero de Damas, del cantón Quinsaloma.

En el último invierno, Quinsaloma fue una de las comunidades más afectadas por ser el punto por el cual bajan las aguas de la zona andina de la provincia de Bolívar. Varios puentes se derrumbaron y algunas vías quedaron anegadas. “En Quinsaloma llovía en un día lo que no en un mes”, recordó Troya.

En este mismo cantón, la Prefectura construye un muro de gaviones de 200 metros de longitud, en el sector 12 de Octubre, con la finalidad de proteger a las familias que habitan cerca del río Umbe, tal como lo hacen en varias zonas de Quevedo, Mocache y Valencia, se construye un puente colgante vehicular, de 71 metros de longitud, entre el límite con la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas.

“La idea es intensificar el trabajo para que, antes de que venga el invierno, tengamos la mayoría de los proyectos de la Prefectura concluidos para satisfacción de nuestras comunidades rurales y de nuestros sectores urbanos”, dijo el Prefecto.

Mientras que en las comunidades de El Dorado, Río Negro, Lulo Chico, Lulo Tinieblas, varios contratistas trabajan con excavadoras y tractores en aperturas y reconformación de caminos vecinales.

“Nosotros esperamos que a finales de diciembre esté terminada la mayoría de las obras. Hasta el momento se están cumpliendo los cronogramas del programa. Nuestra prioridad es rehabilitar todo lo que se afectó en el invierno pasado y proteger las zonas vulnerables”, especificó la autoridad.

Sobre el financiamiento, Troya explica que varias obras se financiaron a través de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos por medio del Banco del Estado con una inversión de ocho millones de dólares.

“Hay cuatro millones de dólares iniciales, de los cuales, dos millones son subsidiados por el Gobierno Nacional. De los otros seis millones restantes que debe financiar la Prefectura, dos se financian a través de un crédito del Banco del Estado y los otros cuatro con una reforma al presupuesto. Es decir, hemos priorizado al tema climático y hemos dejado de hacer otras obras que teníamos pensado ejecutar este año como en el tema de electrificación”.

Vinces también se prepara

A pesar de que el cantón Vinces no se vio tan afectado en el invierno pasado -a decir del alcalde Cristian Villasagua- el Municipio está trabajando en el desazolve y limpieza de canales de esteros y ríos para evitar estragos por la presencia de El Niño.

Sin embargo, la mayor obra de infraestructura se concentra en el sector de La Americana, la principal zona agrícola del cantón, en donde se construirá un kilómetro de muro de protección para las comunidades de la zona que alberga a más de 500 familias. Además, en las próximas semanas se reconstruirá la parte que se derrumbó del malecón de Vinces, para evitar que el río se desborde. (I)

Contenido externo patrocinado