El mineduc dispuso el 13 de mayo la rectificación del registro del inmueble

Dos entidades se disputan el Teatro Bolívar de Loja

El alcalde Castillo alega que el escenario fue donado al Cabildo. La universidad asegura que está en sus predios.
27 de mayo de 2016 00:00

La noche del 7 de mayo varios policías municipales de Loja habrían forzado los candados del Teatro Bolívar, ubicado en el centro del cantón. Entraron y luego habrían cambiado las chapas. Desde entonces el espacio cultural ha quedado en manos del Municipio local, que reclama el inmueble alegando que fue donado por el Ministerio de Educación (MinEduc).  

Ricardo González, miembro jurídico de la Comisión Interventora de la Universidad Nacional de Loja (UNL), asegura que el allanamiento y la posesión por parte del Municipio sobre el inmueble no son solo ilegales sino autoritarios. “Entraron vestidos de civil y no hemos podido sacar nada de los documentos importantes de los alumnos”.

El profesor cuenta que luego del allanamiento de los guardias municipales, un responsable del teatro llamó al ECU-911 porque pensó que se trataba de un acto delincuencial, según consta en un parte de la Policía lojana.

“Al respecto, la señora Comisaria de Ornato sorprendió a la Policía indicándole que el allanamiento lo hacían amparados en una Resolución Administrativa dictada por la misma Comisaría de Ornato y por existir una escritura pública de donación entre el Ministerio de Educación y el Municipio de Loja, que le atribuiría la propiedad del Teatro Universitario Bolívar y la Casona Universitaria al Municipio de Loja”, dice González, quien defiende que el escenario le pertenezca a la UNL.

¿Por qué el Municipio y la UNL se disputan el Teatro Bolívar? Todo empezó cuando en 2014, según explicó el alcalde José Bolívar Castillo a medios lojanos, el MinEduc cedió el lugar para que la Municipalidad llevase adelante un proyecto cultural. Este bien fue producto de la herencia de Bernardo Valdivieso, un lojano ilustre y creador de un colegio del mismo nombre ubicado muy cerca del Teatro Bolívar.

Con los años ese plantel dio paso a la creación de la Universidad Nacional de Loja, que hoy reclama el escenario al encontrarse entre sus predios y linderos.

González, al igual que otros docentes y autoridades de la UNL, alegan que el Municipio cometió equivocaciones en la demarcación de los terrenos donados, que luego fueron inscritos en el Registro de la Propiedad. Según consta en un documento del MinEduc, la Municipalidad describe los límites del predio y al sur coloca “una calle particular en una extensión de 108,88 metros”.

“Esta calle no existe, pues el inmueble del colegio Bernardo Valdivieso colinda con varios predios domiciliarios particulares. ¿O será la calle Miguel Riofrío a la que se refiere la Escritura?, afectándose toda la cuadra”, dice González.

También en el documento del Ministerio se describe por el este a la calle Bernardo Valdivieso en una extensión de 81.75 metros. Esta vía está  ubicada al oeste del predio y demostraría, según González, las equivocaciones del Cabildo al delimitar el inmueble.

Ante las aparentes equivocaciones, el 13 de mayo de este año el Ministerio de Educación pide a la Registradora de la Propiedad en Loja, Emith Salcedo, que rectifique los datos estipulados.

“Se comprueba con claridad la incorrección de los linderos detallados para el inmueble y que por el contrario describe e individualiza en la práctica dentro del Registro de la Propiedad del cantón, un predio inexistente”, indica el documento firmado por Jorge Fabara, coordinador general jurídico de la Secretaría de Educación.

El MinEduc pide además de la rectificación que se excluya de los predios cedidos al Teatro Bolívar y la Casona Universitaria, ambos en el mismo lugar. También se reconoce que la Universidad de Loja “ha ejercido a nombre propio, durante décadas, múltiples actos públicos de dominio sobre dichos inmuebles como el pago de servicios básicos e impuestos prediales”.

En medio de los reclamos entre autoridades, la tarde del miércoles se desarrolló una marcha por el centro de Loja pidiendo que el Teatro sea devuelto a la Universidad. (I)

DATOS

El Teatro Bolívar es una joya arquitectónica construida en los años 20 con un estilo barroco. El edificio fue planificado y construido conjuntamente con el esquinero de las calles Bernardo Valdivieso y Rocafuerte para la Junta Universitaria, dependencia del Colegio Bernardo Valdivieso.

Estos inmuebles pasaron a conformar el Patrimonio de la Universidad Nacional de Loja mediante Decreto Supremo el 9 de Octubre de 1943.

Por muchos años el lugar pasó deteriorado y en 2014 el actual alcalde de Loja, Bolívar Castillo, anunció un proceso de reestructuración. El objetivo es dejar lista la infraestructura para el Festival Internacional de Artes Escénicas a celebrarse en la ciudad en noviembre de 2016. La inversión bordearía los $ 3,5 millones y al menos 5 columnas necesitan reparaciones.

Te recomendamos

Las más leídas