EL MANDATARIO acudió al desfile principal que se celebró en ambato

Correa pide que se mantenga la cultura durante el carnaval

EL MANDATARIO acudió al desfile principal que se celebró en ambato
03 de marzo de 2014 00:00

En medio de aplausos, elogios y demás muestras de cariño, el presidente de la República, Rafael Correa, asistió la mañana de ayer al desfile de la sexagésima tercera edición de la Fiesta de la Fruta y de las Flores en Ambato.

Haciendo honor a la hora ambateña, el Mandatario arribó a la tarima principal, ubicada en el parque Cevallos, a las 09:00, desde donde observó la participación de diecisiete comparsas de colegios, un número similar de carrozas alegóricas que estaban decoradas con flores y frutas.

Una vez en el lugar, Lira Villalva gobernadora de Tungurahua; Fernando Callejas, alcalde de Ambato; Fernando Naranjo, prefecto; y demás coidearios tungurahuenses, acompañaron al gobernante las dos horas y media que duró el evento.

“Esta fiesta es patrimonio de los ecuatorianos y también es una muestra de superación y esperanza de los ambateños, a partir del terrible terremoto que sufrió la ciudad en 1949”, dijo.

El Presidente  saludó ayer con   la madre superiora de la escuela La Providencia. FOTO: ROBERTO CHAVEZ

Además, elogió el espíritu de superación de los ciudadanos y señaló también que Ambato es una de las ciudades con mayor movimiento económico per cápita del país, cuya gente es muy trabajadora.

Debido a la solicitud de los ambateños y turistas que esperaban cerca del presidente que comenzara el desfile, Correa saludó a un gran número de asistentes en medio de un fuerte contingente de seguridad.

“Anteriores mandatarios no han venido casi nunca a observar nuestro desfile, motivo por el cual agradecemos a Rafael Correa por haber asistido y demostrarnos de esta forma que somos importantes para la actual administración”, manifestó Luisa Cevallos, mientras tomaba una fotografía a su hijo con el gobernante.

Por la cercanía de la escuela La Providencia, Correa también saludó con la madre superiora de esta institución, con un abrazo y un beso.

A lo largo del desfile, los bailarines de las comparsas participantes se detenían al llegar a la tarima y saludaban al Presidente.

Él, por su parte, aplaudió a los grupos y a las delegaciones de varios países.

Correa exhortó a los ambateños a disfrutar del carnaval con la cultura que caracteriza a esta ciudad, es decir, sin la utilización de agua ni globos.

Contenido externo patrocinado